miércoles, 23 de septiembre de 2015

El Hospital de la Cofradía de San Jaime Apóstol en la calle Montaña

 
 
 
 
 
   Relieve conmemorativo, obra de Leonardo Borrás, 1997, en la fachada del edificio situado donde estuvo la Cofradía de San Jaime, en la calle Montaña.
 
 
 
 
 
   Hacia 1908, Don Miguel Belda refería cómo la institución benéfica de la Cofradía de San Jaime se fundó alrededor de 1598, año en que aparece por primera vez en la Visita, y descartaba la idea de que el edificio hubiera sido la iglesia primitiva de Algemesí. Utilizó como fuentes de información los textos de D. Benito Ballester y expedientes del Archivo General de Valencia. Explicaba así la historia del Hospital de la Cofradía y el edificio:
 
   "Este edificio, emplazado en la calle de la Montaña, y como á unos cien pasos de la parroquia nueva, consta de casa con altos, de alguna capacidad, é iglesia dedicada a San Jaime Apóstol. En él, y con el fin de que la asistencia de los enfermos allí recogidos fuera completa, se fundó una Cofradía (cuyo nombre ha quedado como propio de la iglesia de este Hospital), que ha subsistido hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando comenzaron á regir las nuevas leyes de Beneficencia. Según las Visitas, el Hospital allegaba recursos por varios conceptos y los gastaba en la asistencia y cuidado de los enfermos, siendo una de sus fuentes de ingresos, dejar á los particulares algunos objetos fúnebres, cuando ocurría alguna defunción en sus casas, mediante el pago de una pequeña cantidad.
   Tenía también fincas el Hospital y dedicaba sus rentas al mismo objeto. Entre otras le pertenecía una casa de la calle de Valencia; la autorización para convertirla en horno público, fue concedida en 1755.
   La administración de este Asilo de la caridad estuvo á cargo de cuatro mandatarios, cuyas cuentas por muchos años recibió la Visita, y con el tiempo pasó esto á ser incumbencia ordinaria de las autoridades locales; la asistencia espiritual de los enfermos estaba confiada, como también lo está en la actualidad, al beneficiado poseedor del título fundado por Mosén Vicente Folqués, en el año 1783, bajo la advocación de San Jaime Apóstol."
 
 
   Desde 1847 el Hospital se trasladó al ex convento de dominicos de San Vicente Ferrer, entre otras cosas por razones de higiene. La "casa de los enfermos" se dedicó entonces a escuela de niñas. Estando entonces "extinguida la Cofradía",  se ocupaba del Hospital "un matrimonio, que colocaba allí el Municipio, hasta que en 1895 se encargaron de él las hermanas de la caridad de Santa Ana."
 
   Cuando hacia 1908 D Miguel Belda escribe su historia de Algemesí, la iglesia del primitivo Hospital de la Cofradía de San Jaime seguía "destinada al culto, y aunque en ella sólo se celebra al año un número contado de actos religiosos, presta sin embargo un gran servicio, porque allí se dejan los cadáveres de los pobres que mueren en el Hospital, ya para celebrarles el Oficio de Sepultura, ya para su identificación, si se dá el caso." Su administración dependía de un sacerdote, nombrado por el ayuntamiento.
 
 
 
 
 
Año 1912. Detalle de la calle Montaña, vista desde la plaza.
Al fondo a la izquierda, aunque apenas se distingue, el edificio de la Cofradía.
 
 

 
 
   En el manuscrito de Don Benito Ballester, 1873, se describía con el nombre de "Ermita de San Jaime":
 
   "Está situada en la calle de la Montaña. entre los números 15 y 17. Es una hermosa capilla que acaba de restaurarse. Tiene cuatro altares además del mayor; no se celebra otro culto en ella más que una misa el día de San Jaime y algún otro ligero oficio el día de Pascua. Su destino más frecuente es para depósito de los cadáveres que se encuentran desamparados y para los que mueren en el Santo Hospital Municipal (...) Está valorada en 30.000 reales."
   Una nota al pie, en la reedición del manuscrito, explica que fue "desmontada en 1936", y vendida al Banco de Valencia en 1945.
 
   Actualmente ocupa esa zona un gran edificio de viviendas, en cuya planta baja está el Banco y la sede de la Cruz Roja. Solo el bello relieve en bronce en la fachada recuerda que allí estuvo  el antiguo edificio de la Cofradía de San Jaime. Pero estas cosas a veces pasan desapercibidas. Por cierto que el texto del relieve resulta ilegible...
 
 
 
 
Vista de la calle Montaña a finales de los años 50.
En el centro el nuevo edificio del Banco de Valencia, construido donde estuvo la Cofradía de San Jaime.


 

 
   Señalar que antiguamente sólo iban a un hospital municipal los que no tenían más remedio, los pobres, los que carecían de familia, etc. Los enfermos, si era posible, eran tratados en casa, y morían en casa, en su entorno familiar.
 
 
 
 
 
   Fuentes:
   D. Benito Ballester Broceta: Historia de la Villa de Algemesí. 
   D. Miguel Belda Ferre: Algemesí y su Patrona.
 
 
 


No hay comentarios: