martes, 30 de diciembre de 2014

D. Rodrigo Aguirre y Perelló, Pbro. (Carlet, 1862 - Algemesí, 1914)






  El organista D. Rodrigo Aguirre y Perelló, Pbro. Carlet, 1862 - Algemesí, 1914.
 
 
 
 
   Don Rodrigo Aguirre nació en Carlet en 1862. Allí realizó sus primeros estudios musicales (con sólo dieciséis años era director de la banda de música) que completó en Valencia.
   No podían sus padres costearle los estudios eclesiásticos, pero sus aptitudes musicales le permitieron entrar como organista en el Seminario de Segorbe, cursando así sus estudios gratuitamente.
   Aún no había cantado Misa cuando vino a Algemesí, invitado por el párroco D. José Ramón Ferri y Sancho, para la inauguración del nuevo órgano de San Jaime. En 1893, ya ordenado sacerdote, fue requerido por el párroco Ferri para entrar como Beneficiado Organista de San Jaime. Aquí dirigió también un coro de jóvenes.
   Era muy apreciado en Algemesí, y decía de él Don Miguel Belda: "Quién me diera un clero como Don Rodrigo"
   Atendía espiritualmente además el Hospital Municipal, que dirigían las Hermanas de Santa Ana. Atendía también el confesionario, y en casa se dedicaba a escribir música, al rezo del breviario y al estudio.
   Aficionado a escribir versos, solía enviar poesías como felicitación de la onomástica, al rector, o a los sacerdotes al cantaban Misa (como la que dedicó a D. Ramón Niclós Esteve, que fue publicada en la prensa).
   A principios del XX colaboró con el párroco Belda en los mítines católicos, publicó alguna poesía en la Revista de Gandía, y escribió los Gozos a Nuestra Señora de la Salud que se publicaron en el libro de Belda Algemesí y su Patrona.
   Fue muy devoto del Sagrado Corazón de Jesús, y Director de la Asociación del Apostolado de la Oración.
   Preparaba cada año la fiesta de Santa Rosalía, en la que se celebraba una cabalgata, para la que escribía los versos que se tiraban en octavillas. En 1910 publicó en Valencia el librito "Piadosa Novena en honor de la esclarecida virgen Santa Rosalía de Palermo, venerada en la villa de Algemesí".

 
   Prácticamente toda su obra musical la escribió en Algemesí, entre otras las composiciones:
   Dolores y Gozos al Patriarca San José, a tres voces y coro (que dedicó al párroco Ferri).
   Gozos a la Virgen de la Salud, a tres voces.
   Gozos a la Virgen de la Salud.
   Gozos a Santa Rosalía de Palermo.
   Gozos al Smo. Cristo de la Agonía.
  Gozos en honor de los Santos Mártires Bernardo, María y Gracia.
   Himno a la Inmaculada Virgen de la Salud, patrona de la Congregación mariano Angélica de la Villa de Algemesí.
   Jaculatoria al Santísimo para las devotas de Santa Rosalía.
   Para el acto de descubrir a la Sma. Virgen.

 
   Falleció santamente en Algemesí en junio de 1914, y aquí está enterrado.
   Su entierro fue una manifestación multitudinaria. Se explica (y es una curiosa información) en la breve biografía que existe de Don Rodrigo Aguirre: "Es costumbre llevar a los sacerdotes en el entierro el cadáver descubierto desde la casa hasta la Iglesia; y fue tanta la aglomeración de la gente queriéndole ver desde las ventanas, balcones, calles y esquinas, y, algunos subiendo a las rejas, que ordenó el Sr. Párroco, Don Enrique Pérez Thous que entonces regía la Parroquia, que se le llevara descubierto hasta el cementerio."
 
 
   Por desgracia, casi toda su obra poética y musical se perdió en la Guerra Civil, en el saqueo de la casa Abadía en 1936. Existe en Valencia un libro manuscrito que recopila algunas de sus composiciones musicales, e incluye además una breve biografía (del que hemos tomado gran parte de la información y la fotografía de D. Rodrigo Aguirre).
 
   No queríamos dejar pasar este año del centenario de su muerte sin incluir esta pequeña nota biográfica, para rescatar su memoria del olvido.

 




Dolores y Gozos al Patriarca San José, a tres voces y coro.
Música y letra de D. Rodrigo Aguirre y Perelló, Pbro.
Dedicados "al dignísimo señor cura D. José R. Ferri".
Fuente: Biblioteca Valenciana 




 

jueves, 25 de diciembre de 2014

Feliz Navidad

 
 
 
 
 
 Adoración de los Pastores
Museo de la Basílica de San Jaime Apóstol de Algemesí.
 
 
 
 
Algemesí en la Memoria
 les desea
Felices Pascuas de Navidad
 
 
 
 


domingo, 21 de diciembre de 2014

P. Juan Bautista Ferrís Llopis, mártir cisterciense, 1905 - 1936

 

 
   
 
Mártires de la Abadía de Cóbreces.
Cuadro conservado en el Monasterio de Fons Salutis de Algemesí.
 
 
 
 
El P. Juan Bautista Ferrís Llopis.
 
 
 
 
 
   El Padre Juan Bautista Ferrís Llopis nació en Algemesí en 1905, hijo de Juan y Vicenta. Asistió al parvulario del Colegio de las Hermanas de Santa Ana, y después estudió en el Colegio de los Escolapios. Era monaguillo en San Jaime.
   Después de un tiempo como postulante en las Escuelas Pías de Valencia, y viendo que  no era ese su camino, se matriculó en el Seminario Metropolitano. En Valencia visitaba frecuentemente a las monjas del Monasterio de Gratia Dei o Zaydía, de la Orden del Cister, en el que había varias religiosas hijas de Algemesí.
   El director espiritual del Seminario era el Siervo de Dios Don Bernardo Asensi, quien al parecer le animó a ingresar en la Abadía Cisterciense de Viaceli, en Cóbreces, Santander, donde comenzó el noviciado en 1923, y fue ordenado sacerdote en 1931.
 
   A comienzos de la Guerra Civil, los monjes de Viaceli fueron encarcelados en Santander.  El P. Juan Bautista fue asesinado, junto con otros monjes, en diciembre de 1936. Su causa de beatificación está incluida la del grupo de mártires de la Orden del Císter P. Pío Heredia y Compañeros Mártires de Viaceli, ya muy avanzada, y en la que se ha incluido también a las religiosas mártires de Fons Salutis Madre Micaela Baldoví y Madre Natividad Medes.

   El P. Juan Bautista Ferrís Llopis tenía aptitudes literarias. Escribió versos, y obritas dramáticas sobre San Bernardo, y sobre los Patronos de Alzira, Bernardo, María y Gracia. Fue uno de los promotores de la revista La Voz del Císter (1927 - 1936).



   Hay más información y un interesante artículo sobre los Mártires de Viaceli en la revista Cistercium, disponible en el enlace: CISTERCIUM, REVISTA CISTERCIENSE. MÁRTIRES DE VIACELI




 
   Grupo de Mártires de Viaceli, entre ellos el P. Juan Bautista Ferrís Llopis, Sor Micaela Baldoví Trull y Sor Natividad Medes Ferrís. Fuente: Revista Cistercium. 
 




domingo, 14 de diciembre de 2014

Jocs Florals de 1934, organizados por el Centre Valencianista Cultural de Algemesí

 
 
 

 
 "Señorita Emilia Pérez y Ferrer (?), Reina de los Juegos Florales celebrados en Algemesí."
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
   Imagen publicada en Las Provincias el 22 de junio de 1934. No se nombra al autor de la fotografía, pero la silla es la misma que puede verse en muchos retratos del fotógrafo Ortega de Alzira, un clásico de esta época. El nombre de la señorita no está claro, parece que hay una errata en el segundo apellido.
 
 
 
 
   Juegos Florales que organizó el Centre Valencianista Cultural de Algemesí en junio de 1934, y que se celebraron en el Teatro Español, con la presencia de diversas entidades valencianistas.
   El Centre Valencianista Cultural de Algemesí se reunía en el bar Cocodrilo, en la calle Montaña.
   El diario Las Provincias publicó una detallada crónica en valenciano.
 
   Se hicieron los habituales discursos y lecturas de poesía. Fue elegida Regina dels Jocs Florals la señorita Emilia Pérez Ferrán (?) "filla d'una molt distinguida familia d'Algemesí" y formaron su Corte "les guapísimes senyoretes Enriqueta Camarasa, Carmeta Torrent, Consol Ferragut, Vicenteta Segura, Marita Ramírez i Carmeta Montrull i els nens Carmeta Esteve i Paulí Segura".
 
   Los premios y autores premiados fueron:
 
   Flor Natural: Lema "Filleta Rossa". Autor:  Benjamín J. Iseli.
   Englantina d'or - Poesía patriótica: Alfredo Sendín Galiana.
   Del Iltm. Ajuntament: Enric Orts.
   De Lo Rat Penat: Rafael Cifre Plà.
   Del Centre d'Actuació Valencianista: Josep Cebrián.
   De la Gran Penya: Josep J. Alcaráz.
   D'En Joaquim Llopis: Tereseta Calatayud. Accesit, Josep Cebrián.
   De la Dreta Regional Agraria: Pere Segura Ballester.
   D'En Higini Martínez: Josep María Roig i Marrasé.
   D'En Vicent Bauset: Tereseta Calatayud.
   D'En Vicent Lloret: Vicent Garcia Climent.
   D'En Lluis Martínez: Artur Andrés.
   De la Casa Arrós Sos: Martín Domínguez. Accésit, Bernat Bono.
   Del Centre Valencianista de Xàtiva: Bernat Bono.
   Dels Empleats de Banca: Lisard Arlandis.
   D'En J. i A. Andrés Atienza: Albert Alcantarilla.
   De l'Agrupació Valencianista Republicana: Pere Queralt.
   Del Casino Republicá Autonomista: J. Diago.
   De Josep Maria Plá: J. Rius.
   Del Casino Republicá Conservador: J. Puig.  
 
 
 

 
 "Els Jocs Florals d'Algemesí."
Las Provincias, 22 de junio de 1934.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 

sábado, 6 de diciembre de 2014

Fotógrafo Talens, vista de la calle Montaña, 1928

 
 
 
 
 
"Vista parcial de la hermosa calle de la Montaña." Foto Talens.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
   Una hermosa vista de la calle de la Montaña, publicada en Las Provincias en 1928, del fotógrafo Luís Talens Miñana (fallecido en 1941), establecido en la calle Valencia 3. Uno de los fotógrafos más prolíficos de Algemesí, sobre todo en la realización de retratos, especialmente de niños. Arriba a la derecha se adivina el conocido sello del fotógrafo.
   A pesar del tiempo transcurrido, la imagen muestra una calle Montaña similar a la actual, que aunque están las anteriores casas donde hoy hay altos edificios, de dudosa estética, la presencia al fondo del campanario de San Jaime y las casas de la plaza Mayor hace que la vista resulte reconocible, familiar, como si nada hubiera cambiado...
   Una tartana en primer término, un coche de época, gente en la plaza, no sabemos el motivo, la escasa iluminación de la calle, casas que ya no están... Hay bastantes detalles para observar en esta imagen.
 
 
 
 
   Se añadía una pequeña nota, entre explicativa y publicitaria:
 
   "El Estudio Fotográfico de Luis Talens Miñana
   Hemos visitado la Foto - Talens instalada en la calle de Valencia, número 3, la cual está dotada de todos los adelantos que integran en materia fotográfica, cuyo establecimiento coloca a Algemesí al nivel de poblaciones no más importantes que ésta, además girando una mirada por el patio, Exposición de trabajos de la misma, vemos que esta casa ejecuta toda clase de trabajos, con esmerada delicadeza y gusto artístico, pudiendo el pueblo de Algemesí enorgullecerse de que sin necesidad de tener que salir fuera de la población puede hacer sus encargos por exigentes que sean."
 
 
 
 
 
Las Provincias, 24 de junio de 1928.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 


domingo, 30 de noviembre de 2014

Una fiesta de acción de gracias a la Mare de Déu de la Salut en 1907

 

 
 

La Mare de Déu de la Salut en procesión.
Fotografía de F. Sanchis, 1915 (detalle).
 

 
 
   En algunas ocasiones especiales se celebraron fiestas de acción de gracias a la Mare de Déu de la Salut, por diversos motivos, como la que se hizo en 1918 al terminar la gran epidemia de gripe. En aquella ocasión se hicieron rogativas a la Virgen, con procesión, tras la que cesó la epidemia, por lo cual "toda la población agradecida, tributóle solemnísima fiesta de acción de gracias, con iluminaciones, colgaduras, músicas, comunión general, Misa solemne con orquesta, sermón y solemnísima procesión".
 
 
   Algo debió ocurrir en 1907. No hemos encontrado otra cosa que una crecida del Júcar en el mes de octubre, que era algo, en cualquier caso, temido por la población. Así, el 26 y 27 de octubre de 1907, siendo párroco D. Miguel Belda,  se celebró una fiesta de acción de gracias a la Virgen de la Salud. El periódico La Correspondencia de Valencia publicó esta nota con el programa:
 
 
   "En honor de la Santísima Virgen de la Salud, Patrona de Algemesí, y como acción de gracias por los beneficios que á todas horas reciben del cielo por su bondadosa intervención, los católicos de dicha villa le consagrarán mañana y pasado solemnes fiestas, que se sujetarán al siguiente programa:
   Día 26.- A las doce las campanas anunciarán con toda solemnidad haber principiado las fiestas. Por la tarde á las dos y media pasacalle colecta por la banda municipal de esta villa, y á continuación traslado de la venerada imagen desde su rico camarín al altar mayor de la parroquia, preparado ya con lujo y elegancia, y una vez colocada en el dosel, tendrán lugar solemnes vísperas.
   Por la noche las calles de la población aparecerán profusamente iluminadas, y adornadas con colgaduras y gallardetes; con esto, y después de selectas composiciones que la mencionada banda interpretará en la plaza Mayor, y el disparo de un bonito castillo de fuegos artificiales, quedarán terminados los festejos del 26.
   Día 27.- Al amanecer disparo de morteretes, vuelo general de campanas, pasacalle, y solemnísima función religiosa que comenzará á las diez. Será el celebrante el señor cura D. Miguel Belda; se cantará á toda orquesta la misa del maestro Palanca é inspirados motetes del insigne D. Salvador Giner, encargándose del sermón el P. Salvador de la Madre de Dios.
   Al terminar la misa se dispararán 2.000 tronadores y una larguísima traca. Por la tarde á las cinco y media será la procesión general por la carrera de costumbre, y una bonita serenata y un castillo de fuegos artificiales pondrá fin á las fiestas de gracias que Algemesí tributa á la Santísima Virgen de la Salud."

 
 
 
 
 
La Correspondencia de Valencia, 25 de octubre de 1907.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 


domingo, 23 de noviembre de 2014

Publicidad antigua. Peluquerías, 1934 y 1939

 
 
 
 
 
 
  Peluquería de señoras Casa Justo, en Plaza del Mercado, 19. Año 1934.
   Ofrecía sus "esmerados servicios" de "ondulación permanente sin electricidad, garantizada, a precios de propaganda". Y advertía: "Señorita, si le han hecho la permanente y no ha quedado satisfecha, haga una prueba en Casa Justo y estará orgullosa de su peinado."
 

 

 
 
   En 1939, el Salón Peluquería para señoras Hermanas García se trasladaba de la calle Victoria a Calderón de la Barca, 3 y ofrecía "a su estimada clientela su nuevo domicilio".
 
 
 
   Dos ejemplos de la publicidad de los años treinta. Modernas peluquerías en Algemesí, con la tan de moda ondulación permanente que, y era un gran avance, ya se podía hacer sin enchufarse a aquellos cables (que más de una vez no debieron dar los resultados esperados...).
 
 
 


domingo, 16 de noviembre de 2014

Vista de la calle Montaña, hacia 1930

 
 
 
 
 
Vista de la Calle Montaña.
   Una fotografía que se publicó a principios de los años 30 en el muy interesante librito de Juan Barberá Camarasa (Algemesí 1883 - 1933), "La Ciudad Maravilla de la Ribera".
 
 
 
Continuará
 
 


lunes, 10 de noviembre de 2014

Una crónica de la inauguración del Monasterio de Fons Salutis, 1927

 
 
 
 
 
Construyendo el Monasterio, 1925.
 
 

 
"VENID Y CANTAD LAS MISERICORDIAS DEL SEÑOR"  
Arco triunfal frente a Fons Salutis el día de su inauguración, 1927.
 
 
  
   El Monasterio Cisterciense de Fons Salutis, filial del Real Monasterio de Nuestra Señora de Gratia Dei (Zaidía) de Valencia, se inauguró el 30 de octubre de 1927. Se había puesto la primera piedra en julio de 1925.
   Las religiosas que formaron esta primera comunidad de monjas Bernardas en Algemesí eran Madre Micaela Baldoví Trull, Abadesa, Sor Trinidad Esteve Medes, Sor Rosalía Castell Vázquez, Sor Natividad Medes Ferrís, Sor Josefa Toraz y la novicia Gerardina Peñaroya. Micaela (en el siglo, María Salud) Baldoví y Natividad (Úrsula) Medes, mártires, asesinadas en 1936, se encuentran en proceso de beatificación.
 
 
 
Religiosas fundadoras de Fons Salutis.

 
    Un monasterio pequeño, aún inacabado (nunca se terminó el proyecto previsto). Y así narraba este hecho la prensa de la época:
 
 
   "A las tres de la tarde de ayer marchó el reverendísimo Prelado a Algemesí, en las afueras de cuya ciudad ha sido construido un hermoso monasterio para las religiosas Cistercienses de San Bernardo, que ocupan el antiquísimo convento de la Zaidía.
   Estas religiosas, alguna de las cuales hace 30 años que se hallan en clausura, y que en este tiempo no han pisado la calle, trasladáronse desde su convento a la Real Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, para despedirse de la celestial Patrona de Valencia, y en autos preparados al efecto, se trasladaron a Algemesí, donde visitaron el templo parroquial, rindiendo homenaje de su amor y adoración a la Santísima Virgen de la Salud.
   También el señor Arzobispo hizo su viaje en auto, acompañado de su capellán familiar, Doctor Benavent, los canónigos doctores Cabanes y Montañana, párroco prior de la Colegiata de San Bartolomé, doctor Pérez Thous y otros sacerdotes.
   S. E. R. fue recibido en Algemesí con delirante entusiasmo. Las autoridades todas, los diputados provinciales señores Prósper y Primo, el Ayuntamiento en corporación, el clero, bandas de música y el vecindario en masa aclamaron al digno Pastor de la grey valentina, acompañándole en respetuosa manifestación hasta el nuevo convento.
   Revestido de pontifical el señor Arzobispo, asistido de los mencionados canónigos y prior de San Bartolomé ya mencionados, bendijo el nuevo convento y la capilla provisional del mismo, con las formalidades de rúbrica, verificándose acto seguido la instalación del Reservado.
   Llevó el Santísimo Sacramento, desde la parroquia, el abad mitrado de la Orden del Císter, que tiene su residencia en Cobresa -Cóbreces- (Santander), donde está la casa matriz de los Cistercienses, y lo recibió el señor Arzobispo en la capilla del convento, donde se cantó un solemne Te Deum.
   A las ocho y media de la noche regresó el reverendísimo Prelado a su Palacio."
  
 

 
La Correspondencia de Valencia, 31 de octubre de 1927.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 
   Continuará
 
 


domingo, 2 de noviembre de 2014

Santísimo Cristo de la Buena Muerte en la Iglesia de San Jaime

 
 
 
 


  "Capilla del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, en la iglesia parroquial de San Jaime Apóstol...".
Fotografía y texto de "Flor parroquial", del Siervo de Dios D. Bernardo Asensi.
 
 
 
 
   Es más conocida la antigua devoción al Santísimo Cristo de la Agonía en su Ermita - Calvario de Algemesí. El Santísimo Cristo de la Buena Muerte, quizás menos popular, se encuentra "en esta devota y recoleta capilla, a la derecha del altar mayor de la parroquia de San Jaime Apóstol", capilla muy visitada, en cambio, por ser el lugar donde reposan desde 1946 los restos de la Beata Josefa Naval Girbés, la Señora Pepa. 
 
 
 
 


sábado, 25 de octubre de 2014

25 de octubre. Beatas Mártires de Algemesí

 
 
  
 
 
   Calle Valencia. Señalada con una "x" la casa donde vivía la Beata Teresa Ferragud Roig. La casa ya no existe, pero se puso una pequeña placa conmemorativa en el edificio actual. A la derecha se ve la Ermita del Sants de la Pedra.
 
 
 
 
   Asesinadas el 25 de octubre de 1936, fecha en la que por entonces se celebraba la Solemnidad de Cristo Rey, Teresa Ferragud, viuda, y sus hijas, monjas de clausura, fueron beatificadas el 11 de marzo de 2001.
  
   De ellas dijo San Juan Pablo II en la Homilía de la Beatificación:
   "¿Cómo no conmovernos profundamente al escuchar los relatos de su martirio?
   La anciana María Teresa Ferragud fue arrestada a los 83 años de edad junto con sus cuatro hijas religiosas contemplativas. El 25 de octubre de 1936, fiesta de Cristo Rey, pidió acompañar a sus hijas al martirio y ser ejecutada en último lugar para poder así alentarlas a morir por la fe. Su muerte impresionó tanto a sus verdugos que exclamaron: Esta es una verdadera santa."
 
    La estampa recordatorio de la Beatificación de las Mártires de Algemesí incluye esta breve nota biográfica:
    "El grupo de las mártires de Algemesí está formado por María Teresa Ferragud y sus hijas sor María Jesús, sor María Verónica,  y sor María Felicidad Masiá, capuchinas en Agullent, y sor Josefa de la Purificación, agustina descalza en Benigánim. La madre no quiso en ningún momento separarse de sus hijas, a las que apresaron por su condición de religiosas, y todas juntas fueron inmoladas el 25 de octubre de 1936, festividad de Jesucristo Rey del Universo. El Papa Pío XII, al tener noticia de su martirio, lo comparó al de la madre de los macabeos y sus hijos."
 
  
 
 
 
Recordatorio de la Beatificación, 11 de marzo de 2001.
 
 
 
ORACIÓN para uso privado
 
   Rey eterno de cielos y tierra, que dijiste en tu Evangelio: "SI alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame". Te suplicamos, por la intercesión de las mártires de Algemesí, que te siguieron hasta el momento de su muerte y te confesaron ante tus enemigos, nos concedas las gracias que te pedimos, si convienen a nuestra salvación eterna, y su pronta glorificación. Amén.
Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria.
(Con licencia eclesiástica)
 
 
 
 
 
 
Continuará 
 
 


domingo, 12 de octubre de 2014

Nuestra Señora del Pilar en Sant Jaume

 
 
 
 

 
Relieve representando la aparición de la Virgen del Pilar al Apóstol Santiago
que se encontraba en el antiguo Retablo Mayor de San Jaime, destruido en 1936.
 
 
 
 


 
Actual relieve de la Virgen del Pilar en el Retablo Mayor de San Jaime.
 
 
 


jueves, 9 de octubre de 2014

D. Miguel Belda Ferre: el antiguo Retablo Mayor de San Jaime

 
 
 
  
 
Antiguo Retablo Mayor de la Basílica de San Jaime Apóstol. Imagen antes de 1936.
 
 
 
 
    Reproducimos, por su interés, la descripción del Altar Mayor de San Jaime que hizo D. Miguel Belda Ferre en Algemesí y su Patrona (1908):
 
 
   "El retablo mayor de la iglesia nueva merece especial y preferente atención. Podemos considerarle como obra arquitectónica y como obra pictórica. Su estructura es primorosa y su conjunto muy hermoso y artístico. Ignoramos que exista en documento alguno el nombre de su autor; pero puede atribuirse al mismo arquitecto, D. Domingo Gamieta, que fué quien levantó el plano de la iglesia parroquial, por ser ambas obras de estilo renacimiento y estar perfectamente armonizadas merced al contraste que ofrece la severa sencillez del templo con la esplendidez y lujo de detalles del retablo.
 
   Mide éste 9 metros de ancho por 16 de altura, y figuran en él diez columnas redondas y diez y seis planas, con chapiteles corintios y adornos variados en los fustes, frisos y entrepaños. En los pedestales de las principales columnas hay hornacinas con estatuas, cuya bóveda es una concha, detalle de estilo árabe español, como otros muchos que se encuentran en la parte superior y remate.
   Adornan este hermoso retablo y lo completan veinticuatro cuadros pintados: trece de tamaño pequeño, siete medianos y cuatro grandes, representando los principales pasages de la vida del Apóstol, que es el Titular de la parroquia, su martirio y traslación á España y algunos otros asuntos, tomados del Santo Evangelio y personajes bíblicos. Todos los cuales se atribuyen á Ribalta, escepto el que cubre el nicho principal, pues los inteligentes lo consideran obra del mismo autor de los frescos que adornan la techumbre de la iglesia, restaurada en 1823, no sin fundamento, ya por el gran parecido de las pinturas, ya porque el nicho principal fué construido para que tuviera siempre expuesta la escultura que en él se colocara.
 
   Que las demás pinturas de este retablo son de Ribalta, lo confirma la nota de un pliego perteneciente á un libro de Cuentas, que se guarda en el Archivo Municipal de Algemesí y que dice de este modo: Ítem se ha de pagar á Francisco Ribalta, pintor, mil docentes lliures á cumpliment de sis mil lliures que li resten á deure de la pintura y daurar el retable major de dita Universitat. (Cuentas del Hospital y fábrica de la Iglesia.)
   También se guarda en la misma carpeta una carta de pago, otorgada por Francisco Ribalta, por el dorado del retablo mayor, ante el notario Miguel Alonso y testigos Francisco Ansina y Bartolomé Falamir, fecha de 1610.
   Pero, aunque no tuviéramos estas pruebas de que nuestro retablo mayor es obra del célebre Ribalta, no nos hacen falta para demostrarlo, pues dos de los cuadros más grandes, el de la figura ecuestre de San Jaime y el de su martirio llevan la firma: Francus. Ribalta pinxit 1603, bastando esto solo para afirmar que en el retablo mayor de Algemesí tiene el arte pictórico nacional y especialmente la escuela valenciana, una página brillantísima de su glorioso pasado, muy digna de estudio y del mayor aprecio.
 
   En la actualidad pasan ocultas, para muchos, que no son inteligentes, las riquezas artísticas que atesora este retablo, por la necesidad que tiene de una restauración; pero ya se hará con el tiempo, cuando se disponga de fondos para pagar á los artistas, que merezcan poner sus manos en los cuadros de Ribalta."

 
 
 
 


domingo, 5 de octubre de 2014

Ermita del Hort de Porrinyes





 Ermita de Porriñes.






   Clásica Ermita rural, neogótica, construida en 1891 como se ve en su fachada, proporcionaba servicio religioso a los que vivían en las casas dispersas por el campo, habitadas hasta mediados de siglo básicamente por los caseros que cuidaban de ellas. Hacia los años cuarenta, Don Vicente Igual celebraba aquí Misa los domingos.
   Y a veces iba por allí a jugar y pasar el día algún grupo de niños, que acudían en bicicleta, amigos del hijo del casero de Porriñes.
    En la fotografía, anónima y de fecha incierta, las casas ya no están, y en el lateral de la Ermita, en la pared a la que estaban adosadas las desaparecidas casas, parece que está cegada la ventana que se ve actualmente.





  

 La Ermita y las casas del Hort de Porrinyes, ya muy deterioradas, hacia los años sesenta.





Vista actual de la Ermita.




   Puede verse también La Ermita y las antiguas casas del Huerto de Porriñes






martes, 23 de septiembre de 2014

Placeta de la Mare de Déu dels Àngels










   La Placeta de la Mare de Déu dels Àngels tenía (quizás aún lo tenga) algo especial, quizás el vecindario, el ambiente. No eran las habituales casas de llauraor, había allí oficios, otro tipo de actividades, quizás por estar en el antiguo camino de Valencia.
   Tenía su propia fiesta de calle el 2 de agosto, dedicada a la Virgen de los Ángeles, cuya imagen original estaba en una capillita en una de las casas, y competían en hacer las mejores fiestas con los de la calle Valencia, que celebraban a los Sants de la Pedra en su ermita.
   Había también algo de cotilleo, lo típico, pasaba en muchas calles. Nos contaron que desde una de las casas (no decimos cuál) solían observar entre los visillos lo que pasaba en la plaza y en las otras casas, ya que las puertas solían estar abiertas, y que en una ocasión, al no conseguir enterarse bien utilizaron unos prismáticos y no dudaron en contarlo después a sus vecinos, como si fuera de lo más normal.

  
   En la fotografía, bastante conocida (se publicó en algún Berca), ya se ha construido el jardín, que permaneció igual durante décadas..
   En las casas que se ven en la fotografía, de izquierda a derecha, había: Un taller de reparación de aperos de labranza (manyà), otro taller de reparaciones de todo tipo de cacharros (llander), donde arreglaban desde un lebrillo de barro a un perol, además había una modista, un taller de forja, la Expendeduría de Tabaco nº 1 (l'estanc de la placeta), la bodega (la misma que hoy), y un horno al que iban las vecinas a cocer el pan, los moniatos, el arroz al horno. La última casa, más grande y de la que aquí que sólo se ve una esquina, era de una familia de propietarios.
   Enfrente, al otro lado de la plaza, había una mercería, una tienda de ultramarinos, una carpintería, un sariero, y una barbería.


   Puede verse también:
(En construcción, por si nos cuentan algo más...)





domingo, 21 de septiembre de 2014

25 Años de Paz: Una carroza en la Semana de Toros de 1964

 
 
 
 
 
 


   Ya hace cincuenta años. Cabalgata de la Semana de Toros de 1964, calle Montaña. Una carroza conmemorando los 25 años de Paz.
   No entremos, por favor, en cuestiones ideológicas, que no vienen al caso. Es una imagen de la fiesta, y como tal debe verse. Es curioso observar el sistema de iluminación, esas luces que colgaban en  medio de la calle, que poca luz debían dar. La señoritas, con la clásica mantilla, elemento hoy poco utilizado.
  

Con nuestro agradecimiento a A. B.



Puede verse también  Una carroza en la Semana de Toros de 1964





miércoles, 17 de septiembre de 2014

Boda de José Girbés Esteve con Miss Valencia, 1936

 

 

 
   "Soledad Vela en el momento de firmar el acta de su boda en el despacho del comisario especial de Orden Público." Foto Vidal Corella.
   Boda de José Girbés Esteve con Miss Valencia, Soledad Vela. Revista Crónica, octubre de 1936.
 
 
  
   Según nos informó su nieto, José Girbés Esteve, Fidela, nació en Algemesí en 1912, trabajó en el Banco Español de Crédito y era miembro del Sindicato de Empleados de Banca. Fue secretario general de la Casa del Pueblo. Durante la Guerra Civil fue comisario político de un batallón según se lee en el texto de una fotografía publicada en El Sol en 1937 ("El comisario español de una brigada internacional..").
   En octubre de 1936, un martes 13, se casó con Miss Valencia, Soledad Vela Aragó, noticia que recogió la prensa de la época. En el artículo de Crónica se refieren a José Girbés (con error en el apellido) como "secretario general del Partido Comunista de Algemesí y director interino del Banco Español de Crédito en dicha población"
   Soledad Vela sería la primera mujer concejal en el Consell Municipal (septiembre de 1938), por el partido comunista.
   Después de la guerra, José Girbés Esteve se exilió a República Dominicana. Regresó de visita a Algemesí en 1990. Falleció en 1991.
 
    
 
Fragmento del artículo publicado en Crónica.
 
 
 
  
Fotografía publicada en El Sol.
 
 
 
 
   Agradecemos muy sinceramente la información proporcionada por Lowell José Whipple Girbés, nieto de José Girbés Esteve.
 
 
   Fotografías: Crónica, 25 de octubre de 1936. El Sol, 22 de octubre de 1937. Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.
 


domingo, 14 de septiembre de 2014

Esquelas de los hermanos Segura Ballester

 
 

 
 
José Segura Ballester.
Fotografía tarjeta postal de Juan Barberá (detalle).
 
 
 
 
La Correspondencia de Valencia, 26 de junio de 1918.
Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 



   Don José Segura Ballester falleció durante la epidemia de gripe de 1918, el 24 de junio, con apenas 30 años. Dos meses después falleció su hermano, don Benito Segura Ballester, de 38 años.
   La prensa publicó las esquelas correspondientes, y en Diario de Valencia se publicó además esta breve necrológica de D. Benito Segura:
 
   "Ayer a las siete de la mañana falleció en la villa de Algemesí el prestigioso e inteligente médico don Benito Segura Ballester.
   El finado fue un perfecto caballero, en quien concurrían excelentes dotes de carácter, que le valieron el aprecio de cuantas personas le trataron.
   Terminada su carrera, que cursó con aprovechamiento en esta facultad de Medicina, fue a Algemesí, su pueblo natal, en donde ejerció la profesión, poniendo toda su vasta inteligencia al servicio de sus convecinos, que tenían puesta en él la confianza que se adquiere por los innumerables éxitos profesionales.
   Si como médico cumplió su cometido, no fue óbice para que le restara el tiempo necesario para dedicarlo a su esposa e hijos por los que sentía especial veneración.
   La atribulada familia aún lloraba la pérdida de un hermano, cuando la muerte se ceba y arrebata de su seno a otro ser querido, dejando la amargura de este segundo golpe perdurables huellas de dolor.
   Desde estas columnas les enviamos el testimonio de nuestro sentido pésame, al mismo tiempo que pedimos a los lectores encomienden a Dios el alma de don Benito Segura Ballester."
 
 
 
 
Diario de Valencia, 17 de agosto de 1918.
Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 

 
Diario de Valencia, 17 de agosto de 1918.
Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 

 
 
 
   Sobre D. José Segura Ballester puede verse:   Fotografía del médico José Segura Ballester