lunes, 29 de febrero de 2016

Cuando le iban a cambiar el nombre a la calle Montaña, 1912




 
 
 
Vista de la calle Montaña hacia 1912 (detalle)
(Fotografía anónima publicada en 1912. Colecc. particular. Con nuestro agradecimiento a AB.)





     En 1911 la Corporación municipal, presidida por el alcalde D. Francisco Polo, había acordado denominar calle del Conde del Serrallo  a la calle Montaña de toda la vida... Como era de esperar, surgió de inmediato la polémica en el vecindario, con diversas publicaciones a favor y en contra en los periódicos de Valencia; el más contrario, El Pueblo, a favor Diario de Valencia y Las Provincias.
 
   El homenajeado, señor Echagüe, Conde del Serrallo, que era por entonces Capitán General de Valencia, al parecer bien ajeno al asunto, estaba probablemente algo harto de una polémica que tampoco le favorecía, y así lo manifestó en su visita a Algemesí en abril de 1912. Que dejaran la calle como estaba o, si acaso, que le pusieran el nombre del primer soldado hijo de Algemesí que diera su vida por la Patria, les dijo. Podía haber añadido que vaya ganas de lío sin necesidad, pero la educación es la educación, y rehusó el honor muy diplomáticamente...
   Y el cambio de nombre no se llevó a efecto. 
 
   La prensa, a lo suyo, tildaban unos de fracaso la visita del Conde del Serrallo a Algemesí (las calles no estaban engalanadas...), otros de todo lo contrario ("recibimiento entusiasta..."). Ambas informaciones son contradictorias, así que alguien no decía la verdad... Leído hoy en día, ni unos ni otros parecen tener "toda" la razón, pero no entraremos aquí en polémicas ya centenarias. Nos interesa más la imagen de la calle a principios del XX, y lo curioso de la poco conocida anécdota.




jueves, 18 de febrero de 2016

P. Amadeo López i Bomboí (Algemesí 1917 - 2006), 10º aniversario











   Hace ahora 10 años, el 18 de febrero de 2006, fallecía el Padre Amadeo López i Bomboí, de las Escuelas Pías. Volvemos sobre su biografía en este décimo aniversario de su fallecimiento. Había nacido el 19 de febrero de 1917 en la placeta de la Mare de Déu dels Ángels, en la casa donde estuvo el estanco ("el estanc de la placeta"). Fue bautizado como Amadeo Eulogio Julián; como era costumbre en muchas familias, correspondía el nombre del padrino además del santo del día... Sus padres, Rafael López Richart, de Xàtiva, y Josefa Ramona Bomboí Asins, de Algemesí.
   El niño Amadeo estudió en el colegio de los Escolapios, y jugaba a decir misas.
   Estudió Magisterio en Valencia, y en 1935 ingresó en el postulantado escolapio en Godelleta, de donde pasó al Noviciado de Albarracín, donde el hoy Beato mártir de Algemesí P. José Ferrer fue su maestro de novicios.
   En algún momento de estos años pensó en ingresar en la Cartuja, pero finalmente profesó como Escolapio.
   Estudiaba filosofía en Irache, Navarra, cuando en 1938 fue llamado al servicio militar, en plena guerra civil, cumpliendo el servicio en Pamplona. Tras la guerra retoma sus estudios en Irache y regresa a Valencia en 1940.
   Ese mismo año de 1940 (?) profesa como escolapio, P. Amadeo de la Madre de Dios, y es ordenado sacerdote, celebrando la Primera Misa en la Capilla de las Escuelas Pías de Algemesí, el 12 de julio de 1942, apadrinado por sus hermanos, Rafael y Nieves.

   Fue, entre otras actividades, profesor de matemáticas en Godelleta, y de latín y matemáticas en Albarracín, donde era Consiliario de la Juventud de Acción Católica. En 1951 pasa al colegio de Gandía, y en 1957 al de Valencia. Entre 1959 - 1961, está en el colegio de Castellón. En 1966 es nombrado coadjutor de San José de Calasanz de Valencia. Y en 1970 regresa a Algemesí como rector de la parroquia de San Pío X.
   Ya en Algemesí, fue director del Colegio, rector de la comunidad escolapia y maestro de novicios, además de ser el primer Arcipreste de Algemesí.



El P. Amadeo, de novicio en Albarracín.



   Como comentamos el año pasado, fue curioso encontrar en las hemerotecas la información, que desconocíamos, de que siendo muy joven, en 1933, representó a los Carlistas de Algemesí en la inauguración de la nueva sede social del Círculo Carlista de Valencia, como se lee en unas breves notas de la prensa de la época, con errata en el apellido incluida:




Las Provincias, 2 de agosto de 1933.



   En 1955 escribió el Llibret de la Falla Infantil de las Escuelas Pías de Valencia, que fue premiado, con el lema "Llibertat, Igualtat, Comoditat", donde ironizaba sobre el Preu, los planes de estudios, y otras modernidades...


Aquell escultor d'abans
que el discóbolo esculpí
era un pobre principiant:
desde Picaso i Dalí
el que modele un llambrigol
será l'escultor més fi.


   En esos versos de llibret podía verse su humor y sana ironía, que siempre le caracterizaron. Aunque comenzaba con una hermosa poesía en tono serio dedicada a San José, que comenzaba así:



Si no fores galileu
voldríes ser valencià,
perque Valencia hui et vol
com a cap altre voldrà...




   Escribió también el Llibret de la primera Falla de la Plaza Mayor de Algemesí, en 1974.

   Desde su regreso a Algemesí escribió cada año un texto para el libro de la Cofradía de Nuestra Señora al Pie de la Cruz, ininterrumpidamente, entre 1971 y 2005. Textos de carácter religioso, e incluso una poesía en 1977, "Al pie de la Cruz, María":


(...) Sé para mi una luz
que haga en mi descubrir toda la hondura
del amor que refleja tu amargura
cuando brota de ti al Pie de la Cruz (...)




   De la biografía del Padre Amadeo, publicada en Escolapios en Algemesí, Cien años de Piedad y Letras, destacamos estas notas finales:
   "Volvió la recaída, y los religiosos, familiares y amigos, de dos en dos, se donaban día y noche para cuidarlo. Visita diaria del médico. A pesar de las transfusiones y goteros, persistía la gravedad.
   En estos momentos tan preocupantes, dijo lleno de serenidad y ternura: "El Señor me ha querido mucho, mucho, mucho..." Y viendo cómo se turnaban y lo cuidaban con tantos detalles, sintió el gran amor de Dios en su persona. "El Señor me ha rodeado de ángeles"...
   El sábado 18 de febrero, a las 6 a.m., víspera de sus 89 años, se celebró con la definitiva Pascua de su vida. "Rodeado de ángeles" para siempre.
   A las 11 de la mañana, con el féretro ya en la parroquia, cantamos Laudes.
   Durante el resto del día, fue incesante la llegada de los fieles. Por la tarde Vísperas y el rezo del santo rosario.
   En la mañana del domingo, Laudes y salida del numeroso cortejo fúnebre. Todo el trayecto hasta la parroquia de San Jaime, fue llevado a hombros por los jóvenes de la parroquia, sus "nietos" en la fe, entre cantos de júbilo y alabanza. La Basílica Menor estaba a tope. Bastantes fieles de pie. Presidió las exequias el P. Rector y concelebramos más de 30 sacerdotes. Impresionante el afecto de los fieles y la fuerza de los cantos.
   Después, la sepultura en nuestra cripta del cementerio municipal. Siguieron los cantos de resurrección y de vida en Cristo. Resucitó, aleluya, aleluya.
   El P. Amadeo fue para todos un don de Dios. Siempre sencillo, afable y colaborador. Verdadero creador de comunidad, de un vivir fraterno y gozoso, vivo preámbulo de la total comunidad con Dios nuestro Padre."




Escolapios en Algemesí. Cien años de Piedad y Letras. Algemesí, 2009.


   Se le echa de menos...




   Puede verse también:
   P. Amadeo López Bomboí, Escolapio. Primera Misa 12 de julio de 1942
   Versos del P. Amadeo López i Bomboí. El llibret de la "Falla de la Plaça del Cabdill" de Algemesí, 1974
   Aniversario del Padre Amadeo López y Bomboí, Escolapio (1917 - 2006)
   Valencia. La Falla infantil del colegio de las Escuelas Pías en 1955 y el Llibret del P. Amadeo López i Bomboí


   Bibliografía y fuentes:
   Las Provincias. Prensa Histórica
   Memoria escrita d'Algemesí.
   Escolapios en Algemesí. Cien años de Piedad y Letras.
   Y recuerdos familiares...

martes, 16 de febrero de 2016

Carrer Nou del Convent, 1925









 
   Vista del carrer Nou del Convent, adornado con motivo de las fiestas de la Coronación de la Mare de Déu de la Salut el 25 de abril de 1925. Fotógrafo desconocido.
   En ocasiones como ésta las calles competían en poner los mejores adornos, colgaduras, arcos triunfales y demás arquitecturas efímeras. Es interesante ver estas casas, algunas ya desaparecidas, y la calle, adornada con guirnaldas de flores y carteles. En los carteles, al menos en el primero que se ve en la imagen, frases alusivas a la Virgen, tomadas de las Letanías Lauretanas : "Madre del Buen Consejo".



domingo, 7 de febrero de 2016

Altar Mayor de la Capilla de la Comunión





 


 

Antiguo y actual Altar de la Virgen de la Salud.
  
 
 
 
   La Imagen de la Mare de Déu de la Salut, que tras el Hallazgo había sido colocada en el altar de Nuestra Señora de Loreto, fue trasladada en 1720 al Altar Mayor de la actual Capilla de la Comunión de San Jaime. El retablo y trono de ángeles de la Virgen los realizaron el escultor Esteban Ahuir y el dorador Antonio Ballester.

 
   Sobre la Capilla de la Comunión de San Jaime y su Altar Mayor escribió Ballester Broceta:
   "Formando cuerpo con la iglesia está la magnífica capilla de la Comunión, con la que se comunica por medio de tres grandes arcadas. Fue la primitiva iglesia del pueblo y se ignora la época de su fundación; y su antigüedad la corrobora su fábrica, distinta del resto del templo de que hoy forma parte. (...)
   Dedicada esta hermosísima capilla desde 1720 al culto de María Santísima bajo la advocación de Nuestra Señora de la Salud, Patrona de esta villa, su fábrica ha sido objeto de la predilecta atención de los piadosos habitantes de esta villa, haciendo en ella costosas obras; haciendo en ella las del mencionado 1720, en la que el doctor don Blas Querol, cura de esta iglesia, se gastó en ella 1183 libras valencianas, producto de limosnas del pueblo (...)
   Con estas cuantiosas sumas ya se deja comprender la magnificencia de esta capilla, admiración de cuantos la visitan y modelo de otras que se han intentado renovar en otros puntos. Y con efecto sobre un fondo estucado, imitando a luciente mármol blanco, destácanse los dorados relieves y camafeos de las cornisas y pilares, produciendo una agradable perspectiva: pero donde es mayor el efecto es en el altar mayor, cuyo primoroso trabajo de follajes de oro reverberado sobre las luces del altar dan un realce de grandeza y magestad que estasía el ánimo, a la par que es digna del precioso tesoro que encierra."

   En 1894 el capellán de la Virgen, D. José Masiá, costeó el Camarín neobizantino.
 
 
   Belda Ferre se refería así en 1908 a la Capilla de la Comunión:
   "En la actualidad la Capilla de la Comunión, ó sea, la parroquia primitiva, no ofrece nada de notable en su fachada y exterior; pero interiormente está decorada con riqueza. Tiene de mármoles el piso, la zoculada y bases de las columnas; y mide 25 metros de longitud, y 12 de latitud, teniendo la nave un ancho de nueve y medio de metros. La adornan siete altares laterales, y cinco arcos, como los de las capillas laterales que la comunican con la parroquia nueva. El retablo mayor es de estilo churriguera, como también el templo, aunque todo de buen gusto artístico."
 
 
   La última restauración del antiguo Altar de la Mare de Déu de la Salut se realizó en 1924, con motivo de la Coronación de la Patrona que se celebraría en 1925. De este altar han quedado algunos elementos decorativos, como la Custodia que puede verse en el remate. No conocemos fotografías de estos años, aunque parece imposible que no se hiciese alguna. Preferimos pensar que quizás existen y permanecen inéditas...
   Destruido el Altar antiguo en 1936, el actual, costeado por Doña Amparo Niclós Esteve, fue bendecido en mayo de 1955.



(Continuará)
en construcción