domingo, 8 de septiembre de 2019

Mare de Déu de la Salut







Nuestra Señora de la Salud, Patrona de Algemesí.
Relieve en el Retablo nuevo (bendecido en 1955) de la Capilla de la Comunión.




Vós sou l'honor del nostre poble



In Nativitate Beatae Mariae Virginis
Ad I Vesperas



És el temps propici: el dia de la Salut.
És hora d'alçar-se de dormir,
la llum ens deslliura de la nit.
Deixem ja les tenebres i revestim-nos de la llum.
Perquè es el temps propici: el dia de la Salut.

 (Primera Antífona de las Primeras Vísperas en la Solemnidad de la Natividad de la Virgen María, con música adaptada de la Batalla Imperial de Cabanilles.)





martes, 27 de agosto de 2019

Primera Vuelta ciclista a Levante, 1929








Algemesí. Final de la segunda etapa de la primera Vuelta ciclista a Levante, 1929.
Fotografía particular, anónima.






   Hace 90 años, se organizó la I Vuelta Ciclista a Levante. Algemesí era importante en el mundo del ciclismo valenciano (Germán Puchades era todo un ídolo en la época, estaba el Velódromo...) y aquí paró esta primera Vuelta ciclista a Levante que patrocinaba el diario El Pueblo, final de la segunda etapa, en noviembre de 1929, 
   La fotografía, particular y anónima, muestra el punto de encuentro, con el letrero "I Vuelta ciclista a Levante. El Pueblo. Viva Algemesí". Se ve a numerosos vecinos reunidos para el evento, una tartana, gente en las terrazas de las casas...



   La prensa publicó algunas notas sobre el paso de la Vuelta por Algemesí.
   El 31 de agosto se decía en Las Provincias:
   "Ha quedado constituído el subcomité organizador para la I Vuelta a Levante, patrocinada por El Pueblo, en colaboración con la Peña Ciclista Excursionista, cuyos elementos están activando todas las necesidades que el caso requiere, puesto que se le ha concedido a Algemesí el fin de segunda etapa.
   Entre la afición ciclista reina gran entusiasmo, máxime cuando nuestro ídolo Germán Puchades tomará parte en esta dura prueba deportiva."






Las Provincias, 31 de agosto de 1929. Fuente: Prensa histórica.





   El 8 de noviembre de 1929, Las Provincias publica esta crónica, con aquel lenguaje algo pomposo, tan de la época:

   "DE ALGEMESÍ
   PRIMERA VUELTA CICLISTA A LEVANTE
   Las armoniosas notas de la banda Unión Patriótica de Poliñá anuncian por las calles de la villa el momento de dar fin a la segunda etapa de la vuelta ciclista a Levante. Millares de almas han invadido la anchurosa rambla y junto a un artístico arco de triunfo, se levanta una tribuna, que es ocupada por autoridades y prensa.
  Grupos de preciosas mujercitas, tan lindas como los ramos de flores que reposan sobre sus manos, esperan ofrecerlos a los primeros corredores que se lancen a la meta. Las calles afluyentes a la carretera de Alcira están totalmente abarrotadas por el vecindario. Fuerzas de la Guardia civil, a las órdenes de su digno jefe, inspector y cabo de la Guardia municipal al frente de sus subordinados, dificultosamente pueden contener a la muchedumbre, que rompió la valla provisionalmente puesta para dar mayor proporción a la entrada de la meta. A un kilómetro de distancia la explosión de una carcasa da el aviso de llegada, y entre los aplausos y ovaciones avanza respetuoso el coche piloto, y a corta distancia el valenciano Cardona, que se clasifica en primer lugar, entre la algarabía de la gente, que le aclama, y la alegre y bien ejecutada interpretación de una marcha triunfal. Con algunos minutos de diferencia marcan la meta los números 46, 4 y 15, y así sucesivamente el resto de los atletas.
   En medio de tanta y tanta alegría, surge la inesperada noticia de que Germán Puchades, por circunstancias desagradables, ha tenido que retirarse. ¡La desgracia persigue al querido paisano!
   Han sido atendidos debidamente los corredores y periodistas.
   La completa organización que ha presentado este Subcomité ha sido muy elogiada por cuantos han presenciado el desarrollo del fin de la segunda etapa.
   La salida para la tercera etapa está señalada para hoy, a las nueve de la mañana.
   Sean todos bienvenidos y que su estancia en esta encantadora población ribereña les sea grata, es cuanto les deseamos desde estas columnas."





Las Provincias. 8 de noviembre de 1929. Fuente: Prensa histórica.





   (No tiene nada que ver con el tema, y además no sirve de nada, pero no está de más recordar que es de buen gusto y cortesía, cuando se utiliza contenido de, por ejemplo, este blog, añadir el correspondiente enlace, citar la fuente, etc...)


lunes, 22 de abril de 2019

Semana Santa 1959: Tradiciones olvidadas, la nueva Junta de Cofradías, y las lágrimas del Crist del Calvari







Antiguo Cristo de la Agonía, el Crist del Calvari.





      María Nieves Bueno Ortega, abril 2019.

   Se conservan algunas tradiciones de Semana Santa y Pascua de Resurrección. No todas. Algunas desaparecieron hace mucho. Queda lo importante, pero es una lástima.
   En 1959, y hace ya 60 años, aniversario poco recordado, aparece por primera vez la Junta Central de Cofradías de Algemesí. Y publicaron su libro de fiestas, con artículos de D. Amadeo Llácer; D. Juan Belda, párroco de San Jaime; D. Ramón Sancho, cura de María Auxiliadora; D. José M. Alonso, párroco de San Pío X; D. Joan Segura; D. Martín Domínguez; y artículos de cada Cofradía. Con textos en latin español y valenciano.
   Salía entonces la extinta Cofradía del Santo Expolio, con magnífica escultura de D. Leonardo Borrás.
   Y se estrenaba la Cofradía del Santo Cáliz de la Cena Sant Grial, de corto recorrido. Era presidente José Forés. Ese año se bendijo su nueva Imagen y salieron en procesión el Jueves Santo.
   También era nueva la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía, del Carrascalet. Era presidente Antonio Espada.




   Algunos recordaban aquel 1959 las antiguas tradiciones de la Semana Santa de Algemesí, como los adornos de las casas particulares, algunos a modo de monumentos de Jueves Santo: la "Dolorosa de les Petites", el "Llitet de Casa Morell" (casa que estaba donde está ahora el Pasaje), el "Sepulcre dels Corpovanos". Imágenes y objetos ya perdidos (destruidos en la guerra civil), y con ellos la tradición. Sabemos de alguna familia que continuó poniendo su pequeño monumento cada año, ya en privado, con sus figuritas, su cristo yacente, las velas en minatura...




   Martí Domínguez, siempre pendiente de rescatar del olvido las tradiciones de Algemesí, recordaba con nostalgia sus años de niñez, hablando de "Aquellas lágrimas de las andas del Crist del Calvari".
   Transcribimos algunos fragmentos de su artículo:


   "aquel olor a dulces santos - les coques o el arnadí- que aromaban nuestras casas de Algemesí a partir de María Sòla..." "aquellos soldados romanos, barbudos, sayones, recortados en madera, que nos horrorizaban de niños, junto al suntuoso llit de Casa Morell en que yacía el Señor muerto, durante el Jueves Santo..."

   "aquel ruidito argentino, aquel tintineo arpegiado, casi angélico, que dejaban a su paso las andas del Cristo del Calvari, al golpear el follaje de las arandelas, las alargadas lágrimas de cristal que las enjoyaban. A medio vestir, envuelto en una manta, nuestras madres en el amanecer del Viernes Santo, nos han sacado hasta la puerta para que viéramos al Cristo de la Agonía. De rodillas ellas, nosotros en sus brazos, contemplábamos la Imagen patética del Señor que avanzaba lentamente..."
   "Y en ese frío de la mañanita del Viernes Santo, aquellas lágrimas de cristal -que en Agosto, el día del Cristo, sonaban con solemnidad triunfal de palio de Corpus- tenían ahora efectivamente, el argentino son, un poco amargo y líquido, de las lágrimas de la Pasión."
   "Por la noche, cuando después de la procesión del Entierro volvía el Cristo a su Ermita del Calvario, acompañado otra vez por una gran multitud, otra vez volvíamos a oír el tintineo de aquellas lágrimas de cristal, cuyo llanto parecía humedecer nuestra alma..."




   En 1959 aún no tenía el Cristo sus nuevas andas. Se lamentaba Martí Domínguez, añorando las viejas tradiciones, de la poca gente que acompañaba ahora al Cristo, especialmente en su regreso a la Ermita. Y apelaba a las Cofradías, asociaciones, parroquias, frente a un Algemesí que se veía (hace ya 60 años) "desolado y pagano".



   En algo más tenía razón Martí Domínguez: "No se puede vivir de recuerdos... No se debe. Es, incluso, pecado." Y aunque "hay que rendir culto al pasado", ha de ser "viviendo en el presente" y "de cara al futuro".




   Y que decir... nos hemos puesto también nosotros algo nostálgicos frente a estos textos, a los recuerdos de un Algemesí desaparecido, que ya era nostalgia hace 60 años. Del aniversario de la Junta de Cofradías, de las antiguas tradiciones que se perdieron todos sabemos cuándo y cómo, pocos se acuerdan, pocos las conocen.
   Ya casi ciudad-dormitorio, Algemesí mantiene sus fiestas a la Mare de Déu de la Salut con esplendor creciente en cuanto a difusión del patrimonio, pero la devoción es otra cuestión.
   Tantas tradiciones han pasado al olvido...


   Sin embargo, olvidadas las tradiciones puntuales, queda lo más importante: la Pascua de Resurrección, como cantaban antaño los niños al toque de Gloria:



"Ratetes penaes
ixiu del forat
que el rei de la Glòria
ha resusitat"




Feliz Pascua de Resurrección






   (No tiene nada que ver con el tema, y aunque no sirva de nada, no está de más recordar que es de buen gusto y cortesía, cuando se utiliza contenido de, por ejemplo, este blog, añadir el correspondiente enlace, citar la fuente, etc...)

domingo, 10 de marzo de 2019

Mártires de la Tradición, Algemesí 1968







Calle Montaña, 10 de marzo de 1968, concentración Carlista
con motivo de la fiesta de los Mártires de la Tradición.
Fotografía anónima particular.





   La calle Montaña, llegando la comitiva a la Plaza. Como curiosidad, a la izquierda se observa el solar de lo que hoy es edificio y aún estaba en construcción. Y a la derecha, los muchos bares de la época, el bar Cocodrilo, el bar Brasil en la esquina (qué excelentes cafés hacía Batiste...).
   Fotografía anónima e inédita, en la que hemos encontrado ciertos detalles (para quien los conozca, claro está) particularmente interesantes. 






   A finales de los años 60 todavía quedaba huella de la antigua tradición Carlista de Algemesí, y se seguía celebrando la conmemoración de los Mártires de la Tradición, 10 de marzo, fiesta instituida por S M C D. Carlos VII en 1895, y que ya se celebró en Algemesí en 1896.



   La revista Montejurra publicó las conocidas fotografías de la gran concentración tradicionalista valenciana en Algemesí con motivo de los Mártires de la Tradición de 1968, con unas breves notas, que reproducimos, en su edición de marzo:

   "En Algemesí - Valencia- doña María Teresa fue aclamada al presidir los actos que con motivo de la fecha de los Mártires de la Tradición allí se celebraron, con una colosal concentración carlista."


   "El Pensamiento Navarro, nuestro querido colega, siempre fiel a los ideales que le dieron el nacer y el ser, nos decía el 14 de marzo, hablando de la Infanta Doña María Teresa de Borbón-Parma: "Del naranjal al robledal. Una Infanta en olor de multitud". El domingo había tenido lugar en Algemesí la reunión de unos diecisiete mil carlistas de la región levantina, en una concentración pletórica de entusiasmo, para rezar por los muertos carlistas, para demostrar la vitalidad del trilema Dios-Patria-Rey, para vitorear en fidelidad a la Dinastía Carlista: la única que puede traer a España el orden y la paz, la justicia y la equidad a todos los estamentos sociales. Algemesí hizo honor a la buena fama que tiene ganada de pueblo esencialmente carlista."





"Algemesí (Valencia).- El caballero mutilado don Pascual Agramunt
dirigiendo la palabra en los actos allí organizados.
Espléndida realidad la del carlismo valenciano."




"Algemesí, de forma impresionante, rodea y aclama a Doña María Teresa."
Revista Montejurra, año III, nº 35, marzo 1968.




domingo, 24 de febrero de 2019

Josefa Naval Girbés (11 diciembre 1820 - 24 febrero 1893)






Antigua novena a la Santísima Trinidad por mediación de la entonces Sierva de Dios, hoy Beata Josefa Naval Girbés, virgen seglar de Algemesí, 1820-1893.






   El 24 de febrero de 1893 falleció Josefa Naval, la Señora Pepa, hoy Beata (y esperamos que pronto Santa, si es voluntad de Dios...).
   En una antigua estampa devocional se decía de ella:
   "Su ardiente amor a Dios fue fruto de la oración. El Señor la probó en el sacrificio. Solía repetir con frecuencia: Amar a Dios es sufrir. Dios que la vio generosa puso su cuerpo en la cruz de la enfermedad y su alma en el crisol de las tribulaciones interiores..."

   Decía Josefa:
   "Mi ideal no es alargar mi vida, sino santificar mi alma"

   Era su consejo para alcanzar la santidad:
   "Amar, sufrir y ceder (deixeu perdre, es decir, callar aún teniendo razón)"


   Y su mayor anhelo:
   "Almas para Dios, no quiero que se condenen, ayudadme a pedirlo..."



   Josefa Naval Girbés fue beatificada por San Juan Pablo II el 25 de septiembre de 1988.





Lápida de la Señora Pepa en el Cementerio Viejo.






domingo, 6 de enero de 2019

Centenario de la Cooperativa Agrícola del Sagrado Corazón de Jesús, 1919-2019






El antiguo edificio del Patronato, actualmente en ruinas.
Apenas queda "algo" de la fachada, y en pésimas condiciones.
Falta haría una rehabilitación de lugar tan emblemático para Algemesí...






   En este año de 2019, el 5 de enero, es el centenario de la fundación del Sindicato Católico Agrícola, actual Cooperativa Agrícola del Sagrado Corazón de Jesús.
   En 1919 era Cura Párroco don Enrique Pérez Thous, y Vicario don Rafael Ferrandis Villanueva, que será Consiliario. Ellos impulsaron la fundación de esta institución.
   Sólo comentaremos aquí que previamente se celebró el domingo 29 de diciembre de 1918 una sesión preliminar para la constitución del Sindicato Católico Agrícola de Algemesí. Diario de Valencia publicó la crónica de esta reunión el 2 de enero de 1919, remitida por el corresponsal el 30 de diciembre, crónica que reproducimos:




   "ALGEMESÍ

   Un nuevo Sindicato Agrícola.- Con esplendor verdaderamente inusitado, con asistencia extraordinaria de oyentes, que, apiñados, llenaban el espacioso local del Patronato de esta población, se celebró el anterior domingo una solemne sesión preliminar para la constitución del Sindicato Agrícola católico de Algemesí.
   Con la mayor satisfacción, con el íntimo entusiasmo que la multiplicación de estas beneficiosas obras sociales infunde en los corazones de los hombres honrados, amantes de la agricultura, puedo afirmar que este nuevo Sindicato es un hecho; que el día 29 de Diciembre de 1918 quedará como señaladísima fecha en los anales de esta villa, para bien de sus labradores, propietarios y braceros.
   Sin que faltara ni uno de los invitados por el dignísimo Cura Párroco, don Enrique Pérez Thous, se constituyó la mesa presidencial en el estrado, cuyos sillones fueron ocupados por el señor Cura Párroco, como presidente, y los señores alcalde, don Vicente Domingo; presidente del Círculo Católico, don Desiderio Masiá, Presbítero; la distinguida representación de la Federación Valenciana de Sindicatos Agrícolas, compuesta por el infatigable gerente de la misma, don Joaquín Ballester, y los entusiastas propagandistas don Juan Sanchermés, Presbítero; don José María Palop y don José Capsir, abogados estos dos últimos, y consiliario, secretario y cajero, respectivamente, de la misma; la representación de los Sindicatos de la Valle de Albaida, personificada en don José García Suñer, Presbítero, y en don Augusto Bataller, presidente de la Caja Rural de Puebla del Duc, y las distinguidas personalidades de la localidad don Rafael Ferrís, Presbítero, y el joven y culto perito agrícola don Félix Pastor.
   Empezado el acto por el presidente por breve exposición de motivo, fueron sucesivamente haciendo uso de la palabra los señores Capsir, Bataller, García, Palop, Sanchermés, Ballester, exponiendo con vivos colores y realidad palpitante los múltiples aspectos, fines y aspectos que estas redentoras instituciones persiguen y alcanzan, para bien de la siempre postergada y agobiada clase rural.
   Ellos todos nos demostraron las envidiables condiciones de oradores que poseen; ellos todos consiguieron, con sus prácticas demostraciones, con su lenguaje convincente, que la tristemente proverbial suspicacia labradora se diera por vencida, y que con verdadera emoción y entusiasmo aclamara la inmediata constitución de este Sindicato, con su Caja Rural de Crédito, y con todos los diversos fines de cooperación, seguros contra la enfermedad, contra la invalidez, contra la vejez, contra la muerte.
   Tampoco puedo dejar de expresar mi entusiasmo personal por los adalides de la acción social católica, los distinguidos representantes de esa Federación Regional de Sindicatos Agrícolas.
   Y aunque modesta por ser mía, expreso mi felicitación a todos los señores que con su presencia tanto relieve y brillantez dieron al memorable acto, y a todo el pueblo de Algemesí, que con su nuevo Sindicato encontrará toda clase de perfeccionamientos y facilidades en sus ricos cultivos, una mayor e incalculable prosperidad material y moral.- El corresponsal. 30 Diciembre."







Se ha celebrado una Misa de acción de gracias en San Jaime,
coincidiendo con la fecha de la fundación, 5 de enero.
"Centenario de la Cooperativa Agrícola"
Texto publicado en "Aleluya", 6 de enero, 2019.