martes, 30 de junio de 2015

En el antiguo Mercado

 

 
 

 Algemesí (Valencia). Vista parcial del Mercado (detalle).
Tarjeta Postal. Madrid, Fototipia. Castañeira, Alvarez y Levenfeld. Principios del XX.
Fuente: Biblioteca Valenciana.
 
 
 
 
   Un grupo de mujeres, y algunos hombres y niños, frente al antiguo Mercado de Algemesí. Los niños se movían y casi todos salieron borrosos. Ha llegado un fotógrafo, y la gente observa con curiosidad. El sol deslumbra.
   Hay muchos detalles en esta fotografía: la indumentaria popular, los gestos, esos rostros del pasado.. Gentes anónimas, que quizás pasaban por allí, antepasados inmortalizados en un momento de su vida cotidiana, yendo al Mercado un día cualquiera, a principios del siglo XX, hace cien años.
   La imagen es un detalle de la conocida tarjeta postal del antiguo Mercado, inaugurado en 1895. La verja se colocó en 1903. 
 
 
 
 
 
 
 


viernes, 26 de junio de 2015

La fiesta de San Juan en el "carrer de l'Horta" y "L'arquet de San Joan Baptista"

 
 
 
 
 
Portada de "La Festa del Carrer de l'Horta", por Lluís Martínez, 1964.
 
 
  
   En la calle San Juan Bautista, carrer de l'Horta, se celebraba el día del santo, como fiesta de calle, como explica en verso Lluís Martínez en el librito "La festa del carrer de l'Horta", publicado en 1964. En la portada, el dibujo reproduce el antiguo portal de Sant Joan, una de las entradas de Algemesí.
   Paellas, dulces, tracas, pasacalle, bailes, Misa Mayor, procesión, serenata, componían la fiesta de San Juan Bautista del carrer de l'Horta. En los versos de Lluís Martínez vemos las tradiciones, los personajes reales, el Algemesí festivo y cotidiano.
 
 

   En la víspera se arreglaban las casas para la fiesta:

 
S'emblanquinen les façanes
de cap a cap del carrer.
Es pinten portes i reixes
i se crida al llumener.
 
 

   Y las mujeres preparaban dulces:
 
Com és vespra de Sant Joan
en el forn de la Barrera
les dones fent cua van
per fer dolços de primera.
 
 
    Y cita a un personaje popular:

 
Vicenteta, la Barrera,
flaca, ardida i esguitosa,
era la millor fornera,
sabuda, neta i xistosa.

 
   Se hacían diversos dulces, coques, magdalenas, rollitos de aguardiente..., y sobre todo fogassetes:

 
  La pasta més popular
i més propia de la festa
de bon mos i paladar
és sempre la fogasseta.

 
   El día de San Juan comenzaba con una despertà, y seguía con  música:

 
Centenars de tronadors
d'esclafits tan retumbants
eren els primers honors
el dia de Sant Joan.
 
Quan deien, el foc amaina
tot lo mon a tirar murta
i Antonino a la dolçaina
sense dents, bufa que bufa.
 
 
   Y la música, siempre protagonista en las fiestas:

 
A penes poqueta nit
la dolçaina i el tabal
eren pregó i primer crit
de la festa veïnal.
 
Entre el Peret i Antonino
un feix de coets voladors
replegaven els xiquillos
del carrer i alrededors.
 

 
   Por la mañana, tras el pasacalle, llevar el santo hasta la Iglesia, la Misa con sermón, mientras se preparaban suculentas comidas: paellas, olla, arroz al horno...
   Y más tracas, y Antonino, sens parar fa la dolçaina trinar.
   Lluís Martínez habla también de los bailes de la fiesta:

 
Les danses, aquelles danses
tan pròpies del carrer l'Horta!
Els costums dels nostres pares
s'han quedat de mata morta!
 
(...)
 
Les xiques, de llauradores
i els xics calçats els camals.
Balleu-les, festers, que tornen
aquelles danses d'abans!
 
 


   La Procesión retorna a San Juan Bautista a su hornacina en el portal:
 
Els veíns dela Placeta
carrer Verdeguer, i Ràfol
Donyanes, Capella i Berca
com així els de Sant Cristòfol.
Apretats en les voreres
a les portes o un cantó
s'associen a estes festes
veient pasar la processó.
 
 
   Y se elige por sorteo a los festeros del santo:
 
De l'èsglesia Sant Joan
van tornant on es venera
i els veíns pensant estan
dels nous fester i festera.
La cosa marxa a presseta
i en un momentet se sap,
està escrit en la bolleta
que un xiquet ha tret del sac.
 
 
    La de San Juan Bautista es ejemplo de tradicional festa de carrer, participativa, sencilla. Termina Lluís Martínez:
 
Sant Joan torna al Portal
per passar-hi un any sencer,
recibint sempre el voler
d'aquella fe veïnal.
Altra nota de color
era en acabant la festa
portar en el mocador
els xiquets la fogasseta.
Per la nit fan serenata
i per en després, Castell,
i a voltes la coetada
arma gran escaramell.
 
 
 
 
 
   También Joaquim Pérez evocaba aquel portalet en "L'arquet de San Joan Baptista", incluido en su libro "Fulles Seques", publicado en 1995:
     "El carrer del Molí tenia portal. També en tenia el dels Ánecs, però el que va sobreviure a tots va ser el portalet de Sant Joan Baptista. Un arc de maçoneria que sostenia dalt una mena d'ermiteta o casalici, on una gran finestra encristallada que donava al carrer, i deixava veure el Sant Joan (...).
   L'arc de Sant Joan Baptiste donava eixida a l'horta, per aixó el carrer en llenguatge popular era el de l'Horta, un carreret estret i desacostumadament recte com un fil, un dels més característics del poble i dels més coneguts i tradicional...."
 
 
 
 

 Recreación del Portalet de Sant Joan, copias de las pinturas de Rafael López Bomboí, realizadas por una sobrina del autor.
No hay fotografías de este portal.
 
 
   

viernes, 19 de junio de 2015

La Senyera Valenciana en el Ayuntamiento de Algemesí, 1930, en un artículo de Lluís Martínez para Las Provincias

 





"Solemne acto de ser izada la Señera en uno de los balcones de las Casas Consistoriales."
Las Provincias, 12 de septiembre de 1930.




   
   Lluís Martínez Domínguez (Algemesí, 1903 - 1969), conocido por sus poesías festivas y costumbristas, cronista en verso de la vida y tradiciones de Algemesí, colaboraba además de vez en cuando en la prensa de Valencia (además de en el semanario local Llevant, fundado por Martí Domínguez en 1931, vinculado en gran medida a la Gran Penya).
   Escribió en 1930 esta crónica, titulada "La Senyera Valenciana", sobre el acto de bendición de la Real Senyera, regalada por la Sociedad juvenil Gran Peña al Ayuntamiento de Algemesí en septiembre de 1930 "para ser expuesta junto con la nacional en el balcón de la Casa Consistorial", crónica publicada en el diario las Provincias.
   Cita como participantes en el acto, entre otros, a la propia Sociedad la Gran Peña, y su Juventud Musical, el batallón de Exploradores con su instructor D. José Ortiz, los padrinos doctor Ahuir Girbés (presidente de la Gran Peña) y Maruja Puchades, las señoritas Maruja Segura Montrull, Isabelita Llácer, Pepita Barberá y Elenita Más, Maruja Insa, Angelita Girbés y Pepita Naval. Y "la Corporación Municipal, con su alcalde-presidente; reverendo clero, con el señor cura párroco; juez municipal don José González Maravilla, Padres Escolapios, Magisterio Español, junta directiva de la Gran Peña, comisión de fiestas, socios de dicha entidad, luciendo en el ojal la Senyera; grupo de Gimnastas calasancios, presididos por algunos consejeros, cerrando la comitiva la Juventud Musical de Exploradores de Picasent". Estuvieron también D. Enrique Pérez Thous, anterior párroco de San Jaime, D. José Prósper Bremón y D. Fernando Realí, invitados por la junta directiva.
   Después de desfilar por varias calles, celebró la Misa el Padre escolapio Daniel Alonso, y bendijo la Senyera el párroco D. Francisco Morales Bonet. La Bandera Nacional fue izada en el balcón con la música de la Marcha Real, y la Senyera con el Himno Regional. Era alcalde D. Jaime Montrull Girbés.





 
 
 
  
 
 
Las Provincias, 12 de septiembre de 1930.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.







miércoles, 17 de junio de 2015

Grupo Escolar de los HH Maristas, principios del XX

 
 
 
 
  
Reproducción de una fotografía del primer grupo de alumnos del Colegio de los Hermanos Maristas.
Fuente: Revista Maristas.
 
 
 
 
   Los Hermanos Maristas llegaron a Algemesí en 1917, gracias a la caridad de la benefactora Doña Josefa Ahuir Miquel, fallecida en 1915, con la Fundación benéfico docente creada por legado de su testamento, y se establecieron en la casa de Padre Bleda, hoy carrer Nou del Convent. En 1917 había un centenar de alumnos.
   De esta fotografía dice la revista de los Antiguos Alumnos Maristas que es el primer grupo de escolares, de 1917.
 
 
 

domingo, 14 de junio de 2015

D. Antonio Asensi Baldoví, Presbítero, 1865 - 1931. Breve nota biográfica

 
 
   
 
 
   D. Antonio Asensi Baldoví, Canónigo en Segorbe (el primero por la derecha). Fotografía realizada en la toma de posesión del nuevo Arcipreste de la Catedral, D. José Coronel Rico (en el centro).
La Hormiga de Oro, 21 de octubre de 1916.
Fuente: Biblioteca Nacional - Hemeroteca Digital.
 
 
 
 
 
   D. Antonio Asensi Baldoví, presbítero, nació en Algemesí en 1865, y falleció el 14 de junio de 1931 en Segorbe.
   Estudió en el Seminario Diocesano de Cuenca y en la Pontificia de Valencia, licenciándose en Sagrada Teología. Ordenado sacerdote, fue primero coadjutor en Calpes de Arenoso, y después regente en Vallés y La Granja. En 1893 pasa como beneficiado coadjutor a San Andrés de Valencia.
   En Valencia fue secretario de la Junta de Administración y Gobierno, desde la que se fundó el Montepío del Clero Valentino. Fue, además, director del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer.
   En 1908 es nombrado Secretario de Cámara de la diócesis de Solsona, y, en 1909, Provisor y Vicario General. Tomó posesión de la Canonjía en Solsona en 1912.
   Desde 1913 pasa a ser Provisor y Vicario General de la diócesis de Segorbe, y rector del Seminario en 1919. Canónigo Chantre de la Catedral de Segorbe hasta su fallecimiento en 1931.
   Era tío paterno de D. Bernardo Asensi Cubells.
   Falleció un domingo, 14 de junio de 1931, y está enterrado en el cementerio de Algemesí.
 
 
 

 
Fotografía de D. Antonio Asensi Baldoví, realizada a partir de la imagen de la revista, algo retocada.
 
 
 
 
 
   Publicó, que sepamos, al menos, dos libros, de carácter teológico e instructivo:
   "El reino de Dios y su justicia". Tipografía Moderna, Valencia, 1924.
   Y "Lo que debemos saber de religión y moral". Tipografía católica Casals. Barcelona, 1932. Publicación póstuma, es un tratado destinado a los estudiantes de teología.
   En 1925 publicó un texto en valenciano, en los números 5 y 6 de Salus Infirmorum, la revista de la Coronación, titulado "Cartes d'un emigrant".
   Es probable que publicase alguna cosa más, quizás en alguna de las revistas de la época. De aparecer el dato, lo añadiremos.
       
 
 
 
 
Portada de "Lo que debemos saber de religión y moral", por el Rvdo. Dr. D. Antonio Asensi, canónigo.
 
 
 
 
 
 
Fuentes:
La Hormiga de Oro. Biblioteca Nacional, Hemeroteca Digital.
Memoria escrita d'Algemesí. Alicia y María Nieves Bueno Ortega. Ajuntament d'Algemesí, 2009.

 
 
 
(En construcción)
 
 


viernes, 12 de junio de 2015

San Onofre Anacoreta, Patrono de Algemesí. Grabado y Gozos, s. XVIII - XIX

 
 
 
 
 
Grabado de San Onofre, Patrono de Algemesí.
 
 
 
 
   Detalle de los "Gozos del Portentoso Monarca Anacoreta Patrón de la Villa de Alchemesí, venerado en su hermita", con el grabado donde se representa a San Onofre como penitente en el desierto, donde era alimentado por un Ángel, que aquí aparece ofreciéndole la Eucaristía. Pertenece a los Gozos que, según la Biblioteca de la Universidad de Valencia, cabría datar entre 1750 y 1830.
 
 
 
 
 "Rey, Anacoreta, Abad,
asombro de perfección,
sednos, Onofre, Patrón
en cualquier adversidad."




 
Fuente: Universidad de Valencia. Biblioteca Histórica BH CGS/271 
 
 
 
 


domingo, 7 de junio de 2015

Procesión en la fiesta de San Onofre

 
  
 

 
En la procesión de San Onofre.
 
 
 
   Valencianas, y algunas mujeres y niños, en un momento de la procesión del Patrono de Algemesí, pasando por la calle Valencia. La indumentaria, muy a la moda de la época, 1969 o 70, que incluía unas faldas muy cortas, demasiado cortas para lo que sería "tradicional". Sin embargo, es una bonita imagen... Otros tiempos.