domingo, 30 de noviembre de 2014

Una fiesta de acción de gracias a la Mare de Déu de la Salut en 1907

 

 
 

La Mare de Déu de la Salut en procesión.
Fotografía de F. Sanchis, 1915 (detalle).
 

 
 
   En algunas ocasiones especiales se celebraron fiestas de acción de gracias a la Mare de Déu de la Salut, por diversos motivos, como la que se hizo en 1918 al terminar la gran epidemia de gripe. En aquella ocasión se hicieron rogativas a la Virgen, con procesión, tras la que cesó la epidemia, por lo cual "toda la población agradecida, tributóle solemnísima fiesta de acción de gracias, con iluminaciones, colgaduras, músicas, comunión general, Misa solemne con orquesta, sermón y solemnísima procesión".
 
 
   Algo debió ocurrir en 1907. No hemos encontrado otra cosa que una crecida del Júcar en el mes de octubre, que era algo, en cualquier caso, temido por la población. Así, el 26 y 27 de octubre de 1907, siendo párroco D. Miguel Belda,  se celebró una fiesta de acción de gracias a la Virgen de la Salud. El periódico La Correspondencia de Valencia publicó esta nota con el programa:
 
 
   "En honor de la Santísima Virgen de la Salud, Patrona de Algemesí, y como acción de gracias por los beneficios que á todas horas reciben del cielo por su bondadosa intervención, los católicos de dicha villa le consagrarán mañana y pasado solemnes fiestas, que se sujetarán al siguiente programa:
   Día 26.- A las doce las campanas anunciarán con toda solemnidad haber principiado las fiestas. Por la tarde á las dos y media pasacalle colecta por la banda municipal de esta villa, y á continuación traslado de la venerada imagen desde su rico camarín al altar mayor de la parroquia, preparado ya con lujo y elegancia, y una vez colocada en el dosel, tendrán lugar solemnes vísperas.
   Por la noche las calles de la población aparecerán profusamente iluminadas, y adornadas con colgaduras y gallardetes; con esto, y después de selectas composiciones que la mencionada banda interpretará en la plaza Mayor, y el disparo de un bonito castillo de fuegos artificiales, quedarán terminados los festejos del 26.
   Día 27.- Al amanecer disparo de morteretes, vuelo general de campanas, pasacalle, y solemnísima función religiosa que comenzará á las diez. Será el celebrante el señor cura D. Miguel Belda; se cantará á toda orquesta la misa del maestro Palanca é inspirados motetes del insigne D. Salvador Giner, encargándose del sermón el P. Salvador de la Madre de Dios.
   Al terminar la misa se dispararán 2.000 tronadores y una larguísima traca. Por la tarde á las cinco y media será la procesión general por la carrera de costumbre, y una bonita serenata y un castillo de fuegos artificiales pondrá fin á las fiestas de gracias que Algemesí tributa á la Santísima Virgen de la Salud."

 
 
 
 
 
La Correspondencia de Valencia, 25 de octubre de 1907.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 


domingo, 23 de noviembre de 2014

Publicidad antigua. Peluquerías, 1934 y 1939

 
 
 
 
 
 
  Peluquería de señoras Casa Justo, en Plaza del Mercado, 19. Año 1934.
   Ofrecía sus "esmerados servicios" de "ondulación permanente sin electricidad, garantizada, a precios de propaganda". Y advertía: "Señorita, si le han hecho la permanente y no ha quedado satisfecha, haga una prueba en Casa Justo y estará orgullosa de su peinado."
 

 

 
 
   En 1939, el Salón Peluquería para señoras Hermanas García se trasladaba de la calle Victoria a Calderón de la Barca, 3 y ofrecía "a su estimada clientela su nuevo domicilio".
 
 
 
   Dos ejemplos de la publicidad de los años treinta. Modernas peluquerías en Algemesí, con la tan de moda ondulación permanente que, y era un gran avance, ya se podía hacer sin enchufarse a aquellos cables (que más de una vez no debieron dar los resultados esperados...).
 
 
 


domingo, 16 de noviembre de 2014

Vista de la calle Montaña, hacia 1930

 
 
 
 
 
Vista de la Calle Montaña.
   Una fotografía que se publicó a principios de los años 30 en el muy interesante librito de Juan Barberá Camarasa (Algemesí 1883 - 1933), "La Ciudad Maravilla de la Ribera".
 
 
 
Continuará
 
 


lunes, 10 de noviembre de 2014

Una crónica de la inauguración del Monasterio de Fons Salutis, 1927

 
 
 
 
 
Construyendo el Monasterio, 1925.
 
 

 
"VENID Y CANTAD LAS MISERICORDIAS DEL SEÑOR"  
Arco triunfal frente a Fons Salutis el día de su inauguración, 1927.
 
 
  
   El Monasterio Cisterciense de Fons Salutis, filial del Real Monasterio de Nuestra Señora de Gratia Dei (Zaidía) de Valencia, se inauguró el 30 de octubre de 1927. Se había puesto la primera piedra en julio de 1925.
   Las religiosas que formaron esta primera comunidad de monjas Bernardas en Algemesí eran Madre Micaela Baldoví Trull, Abadesa, Sor Trinidad Esteve Medes, Sor Rosalía Castell Vázquez, Sor Natividad Medes Ferrís, Sor Josefa Toraz y la novicia Gerardina Peñaroya. Micaela (en el siglo, María Salud) Baldoví y Natividad (Úrsula) Medes, mártires, asesinadas en 1936, se encuentran en proceso de beatificación.
 
 
 
Religiosas fundadoras de Fons Salutis.

 
    Un monasterio pequeño, aún inacabado (nunca se terminó el proyecto previsto). Y así narraba este hecho la prensa de la época:
 
 
   "A las tres de la tarde de ayer marchó el reverendísimo Prelado a Algemesí, en las afueras de cuya ciudad ha sido construido un hermoso monasterio para las religiosas Cistercienses de San Bernardo, que ocupan el antiquísimo convento de la Zaidía.
   Estas religiosas, alguna de las cuales hace 30 años que se hallan en clausura, y que en este tiempo no han pisado la calle, trasladáronse desde su convento a la Real Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, para despedirse de la celestial Patrona de Valencia, y en autos preparados al efecto, se trasladaron a Algemesí, donde visitaron el templo parroquial, rindiendo homenaje de su amor y adoración a la Santísima Virgen de la Salud.
   También el señor Arzobispo hizo su viaje en auto, acompañado de su capellán familiar, Doctor Benavent, los canónigos doctores Cabanes y Montañana, párroco prior de la Colegiata de San Bartolomé, doctor Pérez Thous y otros sacerdotes.
   S. E. R. fue recibido en Algemesí con delirante entusiasmo. Las autoridades todas, los diputados provinciales señores Prósper y Primo, el Ayuntamiento en corporación, el clero, bandas de música y el vecindario en masa aclamaron al digno Pastor de la grey valentina, acompañándole en respetuosa manifestación hasta el nuevo convento.
   Revestido de pontifical el señor Arzobispo, asistido de los mencionados canónigos y prior de San Bartolomé ya mencionados, bendijo el nuevo convento y la capilla provisional del mismo, con las formalidades de rúbrica, verificándose acto seguido la instalación del Reservado.
   Llevó el Santísimo Sacramento, desde la parroquia, el abad mitrado de la Orden del Císter, que tiene su residencia en Cobresa -Cóbreces- (Santander), donde está la casa matriz de los Cistercienses, y lo recibió el señor Arzobispo en la capilla del convento, donde se cantó un solemne Te Deum.
   A las ocho y media de la noche regresó el reverendísimo Prelado a su Palacio."
  
 

 
La Correspondencia de Valencia, 31 de octubre de 1927.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 
   Continuará
 
 


domingo, 2 de noviembre de 2014

Santísimo Cristo de la Buena Muerte en la Iglesia de San Jaime

 
 
 
 


  "Capilla del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, en la iglesia parroquial de San Jaime Apóstol...".
Fotografía y texto de "Flor parroquial", del Siervo de Dios D. Bernardo Asensi.
 
 
 
 
   Es más conocida la antigua devoción al Santísimo Cristo de la Agonía en su Ermita - Calvario de Algemesí. El Santísimo Cristo de la Buena Muerte, quizás menos popular, se encuentra "en esta devota y recoleta capilla, a la derecha del altar mayor de la parroquia de San Jaime Apóstol", capilla muy visitada, en cambio, por ser el lugar donde reposan desde 1946 los restos de la Beata Josefa Naval Girbés, la Señora Pepa.