lunes, 10 de noviembre de 2014

Una crónica de la inauguración del Monasterio de Fons Salutis, 1927

 
 
 
 
 
Construyendo el Monasterio, 1925.
 
 

 
"VENID Y CANTAD LAS MISERICORDIAS DEL SEÑOR"  
Arco triunfal frente a Fons Salutis el día de su inauguración, 1927.
 
 
  
   El Monasterio Cisterciense de Fons Salutis, filial del Real Monasterio de Nuestra Señora de Gratia Dei (Zaidía) de Valencia, se inauguró el 30 de octubre de 1927. Se había puesto la primera piedra en julio de 1925.
   Las religiosas que formaron esta primera comunidad de monjas Bernardas en Algemesí eran Madre Micaela Baldoví Trull, Abadesa, Sor Trinidad Esteve Medes, Sor Rosalía Castell Vázquez, Sor Natividad Medes Ferrís, Sor Josefa Toraz y la novicia Gerardina Peñaroya. Micaela (en el siglo, María Salud) Baldoví y Natividad (Úrsula) Medes, mártires, asesinadas en 1936, se encuentran en proceso de beatificación.
 
 
 
Religiosas fundadoras de Fons Salutis.

 
    Un monasterio pequeño, aún inacabado (nunca se terminó el proyecto previsto). Y así narraba este hecho la prensa de la época:
 
 
   "A las tres de la tarde de ayer marchó el reverendísimo Prelado a Algemesí, en las afueras de cuya ciudad ha sido construido un hermoso monasterio para las religiosas Cistercienses de San Bernardo, que ocupan el antiquísimo convento de la Zaidía.
   Estas religiosas, alguna de las cuales hace 30 años que se hallan en clausura, y que en este tiempo no han pisado la calle, trasladáronse desde su convento a la Real Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, para despedirse de la celestial Patrona de Valencia, y en autos preparados al efecto, se trasladaron a Algemesí, donde visitaron el templo parroquial, rindiendo homenaje de su amor y adoración a la Santísima Virgen de la Salud.
   También el señor Arzobispo hizo su viaje en auto, acompañado de su capellán familiar, Doctor Benavent, los canónigos doctores Cabanes y Montañana, párroco prior de la Colegiata de San Bartolomé, doctor Pérez Thous y otros sacerdotes.
   S. E. R. fue recibido en Algemesí con delirante entusiasmo. Las autoridades todas, los diputados provinciales señores Prósper y Primo, el Ayuntamiento en corporación, el clero, bandas de música y el vecindario en masa aclamaron al digno Pastor de la grey valentina, acompañándole en respetuosa manifestación hasta el nuevo convento.
   Revestido de pontifical el señor Arzobispo, asistido de los mencionados canónigos y prior de San Bartolomé ya mencionados, bendijo el nuevo convento y la capilla provisional del mismo, con las formalidades de rúbrica, verificándose acto seguido la instalación del Reservado.
   Llevó el Santísimo Sacramento, desde la parroquia, el abad mitrado de la Orden del Císter, que tiene su residencia en Cobresa -Cóbreces- (Santander), donde está la casa matriz de los Cistercienses, y lo recibió el señor Arzobispo en la capilla del convento, donde se cantó un solemne Te Deum.
   A las ocho y media de la noche regresó el reverendísimo Prelado a su Palacio."
  
 

 
La Correspondencia de Valencia, 31 de octubre de 1927.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 
   Continuará
 
 


No hay comentarios: