miércoles, 4 de marzo de 2015

Centenario de Ignacio Alberto Tortajada Girbés (1865 - 1915)

 
 
 
  
 
Cementerio Viejo de Algemesí.
 
   En el monumento dedicado a Alberto Tortajada figura el siguiente texto:
   "Paz. D. Ignacio Alberto Tortajada Girbés. Falleció el día 3 de abril de 1915. Legó el fruto de su trabajo a los pobres de esta Villa instituyendo la fundación benéfico docente titulada El Caudal del Pobre de Algemesí. Loor al bienhechor."
 
 
 
   
   De clase acomodada, republicano convencido, y filántropo, promotor del republicanismo de Algemesí, donde nació en 1865. Leemos en el diario republicano El Pueblo que cuando en noviembre de 1904 se inauguró en Algemesí el centro de Unión Republicana, el propio Alberto Tortajada tomó la palabra, y en su casa de campo se celebró la comida para los invitados. Fue éste un concurrido mitin de propaganda en el que participaron diversos oradores, y del que El Pueblo publicó una crónica, incluyendo un breve fragmento, de carácter anticlerical, de uno de los discursos del mitin. 



   Pero es conocido especialmente porque dejó en su testamento que de sus bienes se crease "El Caudal del Pobre", institución benéfica para socorrer a los necesitados de Algemesí.


   Falleció Alberto Tortajada el 3 de abril de 1915, y fue enterrado fuera del Cementerio Viejo, ya que no había cementerio civil en Algemesí. El diario El Pueblo señalaba, en tono de reproche, que su tumba no era digna y debía construirse el proyectado cementerio civil: "Allí está, en medio de un campo, expuesto a cualquier profanación", decía dicha publicación en septiembre de 1915.


   Es curioso leer en su necrológica publicada por El Pueblo que la institución benéfica que dispuso fundar, lo que después se llamó El Caudal del Pobre, iba a llamarse "El Pan del Pobre", nombre de claras connotaciones religiosas, bien alejadas de la ideología del personaje. 
   El Pueblo publicó la siguiente nota necrológica de quien fuera jefe del Partido Republicano de Algemesí:
 
 
 
 
El Pueblo, 4 de abril de 1915.
Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
 
 
 
 
   En 29 de enero de 1922 aparecía en la Gaceta de Madrid una orden del Ministerio de Hacienda eximiendo del pago de impuestos a la Fundación benéfica El Caudal del Pobre. 
 
 
    En los años treinta, su tumba fue escenario de reuniones republicanas, y hubo incluso una agrupación femenina del Partido de Unión Republicana Autonomista que llevó el nombre de "Alberto Tortajada".
 
    

 
 
  
 
Fuentes:
Diario El Pueblo. Biblioteca Virtual de Prensa Histórica.
Fotografía: Ciprià Xavier Teodoro i Calatayud: "Viure, emmalaltir i morir en l'Algemesí contemporani", tesis doctoral. Universidad de Alicante, 2006.
Gaceta de Madrid.
 
 
 
 

5 comentarios:

José García dijo...

Podría aclarar la autora de la entrada la connotación religiosa de "El Pan del Pobre".
Gracias

MNBueno dijo...

Muy sencillo. Es por la conocida institución de El Pan de los Pobres, de la Sociedad de San Vicente de Paul, cuya revista fue fundada en 1896. Toma el nombre de un milagro atribuido a San Antonio de Padua. La revista era muy popular, y se distribuía por suscripción en toda España, Algemesí incluido. También esta Sociedad de San Vicente de Paúl estaba presente en Algemesí (la misma Beata Josefa Naval pertenecía a las Conferencias de San Vicente de Paúl). Así que el nombre de El Pan del Pobre recuerda inevitablemente a esta obra católica. Me pareció curioso el hecho, pero no se me ocurrió explicarlo... Un saludo.

José García dijo...

Queda explicado, muchas gracias, desconocía el dato

Un saludo

Carlos Aguilera dijo...

Sus restos donde descansan?

MNBueno dijo...

Está enterrado en el Cementerio Viejo o de San Onofre. Es la fotografía con el Monumento, que es lo que he oído llamar Cementerio Civil, aunque solo está allí Alberto Tortajada. No había zona civil en el Cementerio y se utilizó esa zona más apartada(en la prensa de la época -ver, por ejemplo, el diario El Pueblo-, se habla de la polémica sobre construir un cementerio civil en Algemesí, que no lo había, y de que a D. Alberto Tortajada lo habían prácticamente "dejado tirado en medio del campo"). Se llega entrando al Cementerio Viejo, yendo hasta el final por la izquierda, allí en un pequeño rincón está. Por cierto, que actualmente la zona no está en buenas condiciones, y se utiliza entre otras cosas para quemar los restos de ataúdes en las exhumaciones (lo he visto y resulta un poco tétrico, aunque también curioso.... Un saludo.