miércoles, 1 de enero de 2014

Consagración al Santísimo Sacramento. El párroco Ferri (1887 - 1904)

 
 
 
 
 
Antiguo altar de la Mare de Déu de la Salut.
Fotografía de Antonio Quiles, Algemesí.
Fuente: Biblioteca Valenciana. BV Fondo gráfico BV José Huguet JH35/410.
 
 


 
   Hace años se recuperó en Algemesí la tradicional consagración del año que comienza a Jesús Sacramentado. Esta consagración de Algemesí al Santísimo Sacramento fue iniciativa del párroco D. José Ramón Ferri y Sancho, que fue rector de San Jaime entre 1887 y 1904. Tras algunos años sin celebrarse, se reanudó en 1946, siendo párroco Don Juan Belda Gómez.
  Se celebra el 1 de enero, en la hoy festividad de Santa María Madre de Dios, con Vísperas solemnes, Misa y Exposición del Santísimo.

    D. José Ramón Ferri Sancho (Canals, 1846? - Valencia, 1923) estudió en el Seminario de Valencia, ejerció en Bocairente y Muro. Fue párroco de San Carlos de Onteniente, donde coincidió con D. Miguel Belda.
   Tomó posesión de la parroquia de San Jaime de Algemesí el 15 de junio de 1887. Aquí realizará importantes reformas, restaurando la iglesia en 1896 y haciéndola claustral en 1898.
   Fue uno de los redactores del reglamento del Montepío del Clero Valentino en 1897 y cofundador de la Liga Nacional del Clero.
   Falleció en Valencia, donde era rector de San Pedro y San Nicolás, en 1923.



   En Algemesí, y en Valencia en general, suele llamarse a la Virgen sencillamente Mare de Déu, por ello en esta fecha recordamos esta oración con la que concluía la novena a la Mare de Déu de la Salut de D. Miguel Belda Ferre:
 
   Señora, rendido a vuestras plantas el tributo de nuestra gratitud y de nuestro amor, y hechas las peticiones para el remedio de nuestras necesidades, todo lo ponemos en vuestras divinas manos, pues como Madre y providencia amorosa que eres de nosotros, puedes y sabes remediarnos. ¡Madre de la Salut!, por nosotros, por nuestras familias, por nuestro pueblo, por España, por la Iglesia Santa, para que nunca Algemesí sea ingrato, ni pierda el divino tesoro de la fe. Ya que eres su Madre cariñosa, mírale propicio, pues tu amor será siempre su salvación. Amén.

   En la imagen, una fotografía formato tarjeta postal conservada en la Biblioteca Valenciana, del fotógrafo Antonio Quiles de Algemesí.







Editado 02/01/14 y 08/01/14
(En construcción)




No hay comentarios: