martes, 15 de enero de 2013

Agradecimiento de la villa de Algemesí a la Virgen de la Salud por el final de la epidemia de gripe de 1918

  

 
   

Estampa realizada con motivo del final de la epidemia de gripe en Algemesí en 1918.
 
 
   "La villa de Algemesí, durante la epidemia del año 1918, acudió a su Celestial Patrona, la Santísima Virgen de la Salud. La Virgen, benigna, oyó sus ruegos, y apenas terminada la solemne procesión de rogativas, cesó por completo la epidemia. El pueblo agradecido, tributole solemnísima fiesta de acción de gracias, con iluminaciones, colgaduras, músicas, Misa de Comunión, Misa solemne con orquesta y sermón y solemnísima procesión general."
   "Bendita sea la hora en la que la Santísima Virgen de la Salud, aparecióse en el tronco del moral, a la villa de Algemesí."

 
 

   En el libro de Ferri Chulió, La Mare de Déu de la Salut d'Algemesí, se reproduce un texto parecido, algo más extenso, de otra estampa que habla sobre esta epidemia de gripe:


"Tesoro inagotable de gracias que la Santísima Virgen de la Salud,
concede continuamente a su predilecta villa de Algemesí."

   "Conviene recordar que durante la epidemia del año 1918, acudió todo el pueblo a rogar y pedirle a su Celestial Patrona la Santísima Virgen de la Salud, que acabara en tan terrible enfermedad. La Virgen como Madre amorosa de todos sus hijos, oyó benigna sus ruegos y apenas terminada la solemne procesión de rogativas, cesó por completo la epidemia. Tan clara fué su prodigiosa protección, que toda la población agradecida, tributóle solemnísima fiesta de acción de gracias, con iluminaciones, colgaduras, músicas, comunión general, Misa solemne con orquesta, sermón y solemnísima procesión. Estas bondades y gracias de nuestra Celestial Patrona, no deben olvidar nunca sus devotos y amantes hijos, que agradecidos a su amantísima Madre deben rezarle a cada hora del día con todo el fervor de su alma el AVE MARIA, invocándola con todo el amor y entusiasmo de su corazón con esta tierna y sincera salutación: "Bendita sea la hora en que la Santísima Virgen de la Salud, aparecióse en el tronco del moral a la religiosa villa de Algemesí"."





   A la epidemia mundial de gripe de 1918, conocida como "la gripe española", se la llamó también "la Cucaracha".

   Explica Ciprià Xavier Teodoro i Calatayud en Viure, emmalaltir i morir en l'Algemesí contemporani (1838 - 1936) que de las 293 muertes registradas en  Algemesí en 1918, 38 fueron a causa de la gripe (la mayor parte durante el mes de octubre). La epidemia, como en otras zonas, afectó sobre todo a la población jóven. Ya no hay fallecidos por gripe en el mes de diciembre.
   En esta epidemia de 1918, fallecieron también los médicos José Segura Ballester y Benito Segura Ballester.



(En construcción)

 

No hay comentarios: